La Comisión Federal de Electricidad (CFE) enfrenta acusaciones de parte de ciudadanos y empresarios de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, por presuntos cobros excesivos y cortes arbitrarios del servicio. 

 

A las quejas se suma el escándalo en el que la empresa se vio involucrada recientemente, luego de que el pasado lunes 1 de noviembre el menor Brian Emmanuel murió tras una caída a una alcantarilla destapada de CFE en la colonia Chivería, en la zona norte del puerto de Veracruz.

La CFE suma más de 800 quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por parte de ciudadanos de la zona conurbada que se encuentran afiliados al Movimiento Renovador Democrático (MRD).

 

El movimiento inició en 2017 con Marco Antonio Moncayo Parra como su líder y desde entonces inició una serie de quejas y manifestaciones ante las instalaciones de la CFE, que se intensificaron con la llegada de Manuel Bartlett, director de la empresa desde 2018.

 

Las quejas de los ciudadanos afiliados al MRD parten principalmente de presuntos cobros excesivos por la CFE, principalmente a usuarios de escasos recursos que sufren cortes de la electricidad por no poder pagar las tarifas.

Debido a los cortes de la electricidad durante la pandemia de la covid-19, el MRD tomó en más de una ocasión las instalaciones de la CFE, ubicadas en la prolongación Salvador Díaz Mirón, en la zona sur del puerto de Veracruz, pues su líder Moncayo Parra acusó falta de sensibilización.

 

La toma simbólica de las instalaciones causó que Moncayo Parra fuera denunciado en abril de 2021 ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntamente bloquear el acceso a oficinas; además enfrenta otra carpeta de investigación ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz.

 

Sin embargo, las quejas por parte de ciudadanos afiliados al MRD continúan, sobre todo con el argumento de que pese a que Veracruz cuenta con la central Laguna Verde, generadora de energía, no hay beneficios para los usuarios con la reducción de las tarifas.

 

Restauranteros señalan multas arbitrarias

De acuerdo con Marcel Van Eyk, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Veracruz (Canirac) en Veracruz, al menos 20 restauranteros de la zona fueron multados arbitrariamente por la CFE.

Según el presidente de Canirac, el personal de la CFE arribó con patrullas a diferentes restaurantes de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río el pasado octubre con la intención de supervisar las instalaciones eléctricas.

 

“Llegaron muchas veces con patrullas a los restaurantes para intimidar y entrar sin permiso”, dijo.

 

Marcel Van Eyk explicó que el personal de la CFE llegó desde la Ciudad de México a los restaurantes en momentos en que los dueños estaban ausentes, por lo que argumentaron la existencia de anomalías en las instalaciones eléctricas, las que calificó como “mentiras”.

 

Debido a las anomalías que presuntamente se encontraron, la CFE multó a los dueños de por lo menos 20 restaurantes de la conurbación con cantidades que oscilan entre los 10 mil y los 300 mil pesos.

 

“Especificaron obviamente que ‘encontramos tal, tal, tal error y así, así, así’; pues no es correcto, es una mentira, mi medidor está perfectamente bien, mi medidor está correcto”, afirmó.

 

Van Eyk aseguró que tres socios afiliados a la Canirac cerraron sus restaurantes después de que la CFE los multó, debido a que les fue imposible sostenerse con la deuda; algunos ya hicieron un convenio para pagar paulatinamente, declaró.

 

Independientemente de las multas por los operativos de CFE, los restaurantes de la zona conurbada también experimentaron incrementos de hasta un 50 por ciento en las cuotas de la electricidad durante el verano.

 

Para el presidente de la Canirac es inexplicable que, durante los meses de junio a septiembre, cuando existe un mayor consumo de la electricidad para que los alimentos se mantengan refrigerados y los restaurantes climatizados ante el calor de la zona, las tarifas sean más altos. 

 

“No podemos poner el refri al 50 por ciento, no podemos poner un clima en lugar de cuatro.”, señaló.

 

Las multas y el aumento de las tarifas que pagan a CFE se sumaron al golpe que la pandemia de la covid-19 dio a los restauranteros en los últimos 20 meses; la Canirac vislumbra que el sector se recupere por completo al menos en un año más.

 

Muerte de Brian: Escándalo que envuelve a CFE

La muerte del menor Brian Emmanuel en la colonia Chivería del puerto de Veracruz reavivó las quejas en contra de la CFE, que podría enfrentar una demanda de los familiares por su responsabilidad por la desatención de sus instalaciones.

 

El menor murió a causa de traumatismo craneoenfálico y una descarga eléctrica que sufrió cuando cayó a una alcantarilla destapada que contenía agua y cables de alta tensión y que pertenece a la empresa.

 

La muerte de Brian Emmanuel sucedió la noche del pasado lunes 1 de noviembre en la colonia Chivería del puerto de Veracruz, sin embargo, vecinos de la zona afirmaron que hace una semana habían notificado a CFE que la alcantarilla se encontraba destapada. 

De acuerdo con una entrevista que Luis Alberto Martín Capistrán, abogado y catedrático de la facultad de Derecho de la Universidad Cristóbal ColónCFE debe mantener sus instalaciones en óptimas condiciones, por lo que tiene responsabilidad en la muerte del menor, de 12 años.

 

Sin embargo, la empresa se deslindó del fallecimiento del niño con el argumento de que el robo de tapas metálicas de las alcantarillas es un problema permanente en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, Medellín de Bravo, lo que propició el accidente.

 

"Es importante señalar que, en lo que va del año, se han repuesto 570 tapas sustituyendo el acero por concreto polimérico, así como el sellado de las tapas de acero, con el fin de mitigar su robo y el riesgo para los transeúntes, lo que ha representado un perjuicio económico para la empresa de casi 8 millones de pesos", emitió la CFE en un comunicado.