Aunque los síntomas en personas que son diagnosticados con diabetes por primera vez varían de acuerdo con el organismo de cada paciente, existen señales que pueden encender las alertas sobre la glucosa alta.


De acuerdo con Víctor Vela Rangel, coordinador de programas sociales de la Cruz Roja Delegación Veracruz-Boca del Río, los principales síntomas que indican la existencia de la diabetes son: ganas de orinar constantemente, sed, debilidad y pérdida de peso.


El médico explicó que es importante que las personas que tengan familiares ascendientes con diabetes se sometan a exámenes de glucosa desde los 12 años, ya que la enfermedad puede ser hereditaria.


Las personas pueden confirmar la existencia de la diabetes con una toma de glucosa, ya sea de manera capilar o sanguínea, con un previo ayuno de ocho horas; si la medición supera los niveles normales - 70 a 110 miligramos de glucosa, es decir, azúcar en la sangre el paciente es diabético.


Víctor Vela Rangel anunció que este fin de semana la Cruz Roja llevará a cabo una campaña de prevención de la enfermedad por el Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora anualmente el 14 de noviembre.


La campaña se llevará a cabo el 13 de noviembre en las instalaciones de la Cruz Roja, en la avenida Salvador Díaz Mirón, a un costado de la terminal de autobuses ADO del puerto de Veracruz, donde se realizarán chequeos de glucosa, exámenes de la vista y pláticas sobre información nutrimental.


Según el médico, durante las campañas de prevención contra la diabetes que la Cruz Roja Veracruz-Boca del Río realizó anteriormente, al menos el 10 por ciento de los asistentes fueron detectados por primera vez con diabetes.


¿Cómo puedo prevenir la diabetes?


Víctor Rangel Vela explicó que las personas que pertenecen a familias con diabetes en su carga genética, deben realizarse un examen de glucosa por lo menos una vez, ya que como prediabéticos tienen mayores de que la enfermedad se les desarrolle.


Para el médico, las opciones que funcionan como prevención de la diabetes son una dieta con consumo menor de harinas, carbohidratos y azúcares, evitar la obesidad y la realización de ejercicio diario.


Cuando las personas ya son diabéticas, dijo, deben llevar un control del tratamiento que su médico les recetó para conocer si las medicinas o la aplicación de insulina les está funcionando.