Xalapa, Ver.- Las pugnas internas de panistas y la  renovación de la dirigencia derivó en la pérdida de un escaño en el Senado de la República, luego de que la senadora suplente Fabiola Vázquez Saut determinó sumarse a la bancada de Morena, lo que ha generado severas críticas en grupos al interior del albiazul.

La diputada federal y excandidata presidencial Margarita Zavala reprochó a Indira San Román que Acción Nacional haya perdido un escaño en el Senado, por la licencia de la panista que participa en el proceso interno.

A través de su cuenta de Twitter pidió a la dirigencia nacional del PAN que Rosales San Román regrese a la curul, para recuperar el escaño que perdieron, luego de que tomó protesta su suplente Fabiola Vázquez Saut, quien se sumó a Morena.

En el mes de octubre se publicó la convocatoria del proceso interno de Acción Nacional; Indira San Román pidió licencia al Senado para poderse registrar como candidata a la secretaría general, como parte de la fórmula que encabeza Tito Delfín.

El Senado llamó a la compañera de fórmula, Vázquez Saut quien rindió protesta a partir del cinco de noviembre, sin embargo, este 10 de noviembre hizo el polémico anuncio, restando un representante al PAN, segunda fuerza a nivel nacional.

 

Por lo anterior, Zavala posteó: “El PAN debería pedirle a quien ocupaba el escaño del senado que regrese, que debe cumplir su compromiso con sus electores y con el país y no con los grupos de su partido”.

 

Indira San Román es identificada con el grupo de Miguel Ángel Yunes Linares, quien la impulsó para ser registrada en la lista plurinominal de candidatos al Senado. Los Yunes buscan recuperar la dirigencia que les quitó su exaliado Joaquín Guzmán Avilés, por lo que hoy están disputando la dirigencia en Veracruz.

 

El partido mayoritario aprovechó las disputas de los grupos para ganar un aliado más en el Senado. En Veracruz, ocurrió un fenómeno similar en el Congreso local, las diputadas del PRD, Perla Romero y Lidia Mezhua Campos anunciaron su adhesión al grupo de Morena en la 66 legislatura, renunciando al partido que las llevó a la curul.