Casto “N” es uno de los tres detenidos por el asesinato del periodista Jacinto Romero Flores, acribillado el pasado 19 de agosto en la comunidad de Potrerillo, Ixtaczoquitlán. 

Casto Emilio es agente municipal de la comunidad de Moyoapan, Ixtaczoquitlán y hermano de la actual síndica de ese municipio, la química Cándida Ana Hernández Sánchez. Las funciones de agente las alternaba como taxista en la región de las Altas Montañas.

 

Junto a Casto “N” fueron detenidos el regidor electo de Morena en el municipio de Ixtaczoquitlán, Roberto Trinidad De la Cruz y una mujer identificada como Ana “N”. 

En rueda de prensa de este 12 de noviembre, el gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez aseguró que se aplicará la justicia sin distingos políticos, tras ser cuestionado sobre la detención de Roberto Trinidad De la Cruz, militante de Morena y regidor electo en la próxima administración. 

 

En el caso de Casto “N”, fue electo como agente municipal de Moyoapan en abril 2018 y ostentaría ese cargo hasta 2022. Él y los otros dos detenidos serán imputados por el delito de homicidio dolosos calificado, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

Jacinto Romero, conductor de Oriesterio F.M. recibió al menos dos disparos cuando viajaba en su vehículo color rojo modelo Nissan March.  El crimen se cometió alrededor de las 10:45 horas en el bulevar Reforma, en la región de las Altas Montañas. 

 

Romero Flores cubría información general y escribía la columna El enano del Tapanco. El periodista laboró por años en el Sol de Orizaba hasta que fue despedido por un recorte laboral. También colaboraba en un programa de radio llamado Dígalo sin miedo, con el antropólogo Jesús Lobato. 

Reporteros de las Altas Montañas también informaron que Romero Flores fue objeto de diversas amenazas durante años de reportero. Por lo anterior, exigieron al gobierno estatal una investigación sobre este crimen, que significa el número 26 contra reporteros en Veracruz, en los últimos ocho años.