Veracruz, Ver.- Entre disputas y enfrentamientos de autoridades municipales con el gobierno del estado, la celebración del Carnaval de Veracruz pende de un hilo por la falta de coordinación entre ambas administraciones, aseguró el analista político, Carlos Ronzón Verónica.

Aunque el próximo 17 de noviembre se definirá si se lleva o no a cabo la máxima fiesta de los jarochos, el especialista adelantó que el evento se encuentra politizado por la diferencia de partidos que no permiten llegar a un acuerdo.

 

"No importan lo que se diga o qué se quiera argumentar, finalmente no es más que el rechazo de diferencia de partidos", aseguró.

 

Aunado a esta falta de coordinación, intervienen otros factores que ocasionan esta incertidumbre; la pandemia y el cambio de administración municipal.

La pandemia de covid-19 atrasó todo el proceso de organización que se hace desde meses anteriores en cada edición.

 

imagen placeholder

 

Otro de los puntos que ponen en riesgo las fiestas carnestolendas, es la incertidumbre electoral, ya que no está totalmente definida la resolución del Tribunal Electoral, para ver quién ocupará la alcaldía de Veracruz, luego de que Ricardo Exsome candidato de la alianza Morena-PVEM-PT, impugnó las elecciones 2021.

 

"Ahorita se agudiza, como hay cambio de administración y lo del covid y todo esto, no hay recursos suficientes para las arcas municipales para iniciar", señaló Ronzón Verónica. 

 

El alcalde Fernando Yunes Marquéz mencionó que el gobierno del estado siempre otorgaba a las nuevas administraciones el presupuesto del 15 a 20 por ciento para iniciar con los preparativos de la fiesta.

 

imagen placeholder

 

Aunque Fernando Yunes y Patricia Lobeira aseguraron estar en toda la disposición de iniciar la organización, también señalaron que se necesita del apoyo económico de la administración estatal.

Ante esto, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez indicó que apoyaría en la logística y difusión del evento, pero no aportaría dinero para que fuera aplicado por el ayuntamiento.

El argumento que sostuvo es que no se sabía el destino del dinero que se invierte en esta fiesta, por lo cual insinuó que no había transparencia en el manejo de los recursos.

"Lo mismo ha ocurrido en estos tres años de gobierno de Cuitláhuac García, no ha apoyado el Carnaval de Veracruz porque lo maneja o lo politiza, por inferencia de que son partidos políticos diferentes los que gobierna", señaló Ronzón Verónica.

 

 

Antonio Pérez Fraga, presidente del Comité del Carnaval de Veracruz, señaló que no bastaba con la ayuda que propuso el gobernador y que está era la primera administración gubernamental en negar el apoyo. 

 

En juego ingresos económicos que deja el Carnaval

Datos del Comité del Carnaval de Veracruz y de la Cámara Nacional de ComercioServicios y Turismo (Canaco-Servytur) indicaron que en el 2020 el Carnaval dejó una derrama económica de 276 millones de pesos.

El pasado jueves 11 de noviembre grupos de comparsas y bailarines se manifestaron  en la avenida Independencia, para solicitar al alcalde Fernando Yunes que se realizara el Carnaval

Jaime León Perea, representante de la asociación de Lideres Autónomos del puerto de Veracruz, dijo que el Carnaval representa una ayuda para comerciantes, taxistas, restaurantes y empresas.

En tanto que los empresarios y el sector hotelero considera importante que se lleve a cabo, no solo por la derrama económica que genera, sino también por la imagen y promoción que se le da a nivel internacional, indicó el presidente de  Asociación de Hoteles y Moteles de Veracruz, Santiago Caramés Chaparro.

 

 

El empresario insistió en que al sector hotelero no se importaba el tema político en torno a la organización del Carnaval de Veracruz, sino que este se hiciera.

 

"El beneficio no es solo para la hotelería o para los restaurantes es en general para la ciudad, para la zona conurbada, para toda la gente que vive o se ayuda mucho del turista, sabemos que existe mucho comercio que también depende de ello", dijo Caramés Chaparro.

 

Sin ponerse de acuerdo, así transcurrió administración de Yunes y Cuitláhuac

La falta de coordinación de las dos administraciones, la de Yunes Márquez y García Jiménez, no solo se dio con el tema del Carnaval, dijo Ronzón Verónica.

 

Puede ser una imagen de 1 persona, de pie y sentado

 

Desde un inicio las confrontaciones que hubo entre ambos mandatarios se hicieron notar con el manejo de las estrategias para disminuir la pandemia de la covid y la realización de obras que comprendían zonas del puerto de Veracruz.

 

"Es lamentable, porque debe de haber una coordinación entre gobierno del estado y los gobiernos municipales, para hacer eficiente los servicios la gobernanza, sin embargo, una característica de los políticos de la cuarta transformación es la intolerancia, la incapacidad para sentarse con los que piensan diferente", señaló Ronzón Verónica.

 

Indicó que, en ninguna de las otras gubernaturas panista y priistas había ocurrido algo similar, pues en su mayoría había comunicación entre municipios y gobernación.

"Esto solamente genera desigualdad, genera falta de oportunidades y lo estamos viendo", puntualizó.