El cadáver hallado dentro de un tambo de plástico la tarde del pasado viernes 12 de noviembre en la colonia Hernández Ochoa del municipio de Catemaco corresponde al menor José Manuel “N”, de 17 años, víctima de secuestro.

 

 

Los familiares de José Manuel, en cuyo secuestro se encuentra implicada una trabajadora de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado, identificaron el cuerpo este lunes 15 de noviembre en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Catemaco.

José Manuel “N” fue secuestrado el pasado 3 de noviembre en el municipio de Catemaco por personas que exigieron a sus familiares el pago de una cantidad para liberarlo, sin embargo, los presuntos secuestradores perdieron comunicación con la familia.

 

imagen placeholder

 

Los familiares denunciaron el secuestro de José Manuel a la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) iniciaron las investigaciones para rescatar al menor.

El jueves 11 de noviembre, la fiscalía informó sobre la detención de Irving “N” y Marina “N”, a quienes se les acusa del delito de secuestro del menor José Manuel “N” y se les relaciona como parte de una banda de secuestradores de la región de Los Tuxtlas.

 

imagen placeholder

 

Al día siguiente, el cuerpo de José Manuel fue encontrado en un tambo de plástico en una obra de construcción ubicada en la calle Francisco Villa casi esquina con Gardenia, de la colonia Hernández Ochoa, donde los vecinos reportaron un olor nauseabundo.

 

imagen placeholder

 

De acuerdo con información proporcionada por la FGE, tanto Irving “N” y Marina “N” fueron detenidos en flagrancia cuando esperaban cobrar el pago con el que liberarían a José Manuel “N”.

Marina “N” es empleada del Departamento Jurídico de la SSP en Coatzintla y fue pareja sentimental de Luis Alberto Cruz Cipriano, quien era conocido como “El Brujo Mayor” de Catemaco y cuyo cadáver fue encontrado en estado de putrefacción en octubre de 2015 en el municipio de Emiliano Zapata.

También se informó que Irving “N”, dueño de la propiedad donde se halló el cuerpo de José Manuel, habría aprovechado la amistad que tenía con José Manuel para privarlo de la libertad.