Veracruz, Ver.- El gobierno municipal del puerto de Veracruz decomisó cerca de 11 kilos de pirotecnia desde principios de noviembre a la fecha, previo al inicio de las fiestas decembrinas.


De acuerdo con el alcalde Fernando Yunes Márquez, la pirotecnia fue decomisada durante operativos de las direcciones municipales de Comercio, Gobernación y la Policía Naval.


Según el edil, los operativos antipirotecnia iniciaron a principios de noviembre por la proximidad de la temporada decembrina en la que aumenta la venta de fuegos artificiales.


El alcalde de Veracruz aseguró que los operativos serán permanentes y que no se permitirá que los comerciantes vendan pirotecnia, a excepción de bengalas y otros productos “muy habituales”.


Fernando Yunes llamó a los jarochos a buscar otras formas de divertirse durante la temporada navideña y a evitar el uso de fuegos artificiales.


“Al final de cuentas esto solo pone en riesgo la integridad física de niños, sobre todo; cada diciembre desgraciadamente ocurren accidentes de personas que pierden algún miembro”, dijo.


Tan solo en diciembre de 2020, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró más de 846 kilogramos de pirotecnia en el estado de Veracruz.


La pirotecnia se decomisó en ocho municipios: Xalapa, Orizaba, Huatusco, Boca del Río, Tlapacoyan, Coatzintla, Poza Rica y Papantla.


De acuerdo con la Sedena, los operativos antipirotecnia que se realizan cada año tienen el objetivo de inhibir la venta ilegal en la vía pública y el almacenamiento de fuegos artificiales.


Reportes de Protección Civil indican que durante las celebraciones navideñas y año nuevo los casos de quemaduras aumentan 30 por ciento a causa del uso de pirotecnia.


La utilización de fuegos artificiales durante la temporada decembrina también son la causa del 90 por ciento del incremento de incendios.


El material explosivo constituye un riesgo para quienes los utilizan debido a que los productos no están regulados por las autoridades.


Por tal motivo es importante que quienes los utilicen, sobre todo niños, se laven las manos con suficiente agua y eviten llevarse los cohetes a la boca.


Según recomendación de Protección Civil, se debe evitar el uso de pirotecnia en lugares cerrados, cerca de cilindros o tanques estacionarios de gas.


Además, es necesario alejarse de vehículos automotores, material inflamable o combustible si se juega con fuegos artificiales.


Tampoco se debe arrojar la pirotecnia hacia personas, animales, vehículos o alcantarillas o drenajes.