Los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, de México y Estados Unidos, aseguraron que el eje de la relación bilateral ha sido el respeto mutuo, luego de haber sostenido una reunión en el marco de la cumbre de Norteamérica en la que también se sostendrán encuentros con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

"Desde la primera llamada que sostuvimos, el presidente Biden me dijo que no nos iban a ver como patio trasero", aseguró el mandatario mexicano ante los medios de comunicación. "De esa manera no tenemos que reafirmar nuestros principios de independencia y soberanía", agregó.

"Estamos hablando entre pares, a nivel de igualdad, eso es lo que me gusta de ti", dijo Biden en su turno y resaltó que se trata de "una nueva relación, emergente, que se basa en respeto mutuo".

El mandatario de la Casa Blanca agregó que desde enero que tomó posesión se implementaron medidas importantes en muchos temas que se esperan abordar durante la cumbre, como el control de la pandemia, la recuperación económica y el tema de la migración.

Resaltó también que en 2022 se cumplirán 200 años de la relación bilateral entre México y Estados Unidos.

Dijo que esta reunión con AMLO es "la primera de muchas".

El presidente López Obrador, por su parte, resaltó el trabajo conjunto de los países de Norteamérica para fortalecer a la región "ante el avance de otras regiones en el mundo".

Se pronunció a favor de seguir actuando de manera conjunta y destacó la importancia de del tratado de libre comercio entre CanadáEstados Unidos México, al que se refirió como un "instrumento fundamental en estos tiempos".

 

AMLO RESALTA REFORMA MIGRATORIA EN REUNIÓN CON KAMALA HARRIS

El presidente López Obrador sostuvo una reunión con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en la Casa Blanca, previo a su encuentro bilateral con el mandatario estadounidense, Joe Biden.

López Obrador y su comitiva se dirigieron a la residencia oficial de EU para continuar con los actos oficiales que concluirá con una reunión trilateral.

El mandatario mexicano aprovechó para destacar la reforma migratoria del presidente Biden, que plantea regularizar la estancia de 11 millones de migrantes en la Unión Americana, la cual, dijo, espera que sea aprobada por el Congreso de EU "porque es justo, hay gente muy trabajadora, honrada, que vive en Estados Unidos desde hace mucho tiempo".

"No hay una iniciativa mejor que esa en el terreno migratorio y nosotros vamos a estar observando sobre el proceso de esa iniciativa del presidente Biden, que aplaudimos mucho", lanzó.

Además, López Obrador insistió en que México y EU deben apoyar a los países de Centroamérica para combatir las causas que originan el fenómeno migratorio.

"Atender las causas; usted lo comprende muy bien: tenemos que invertir para que haya trabajo en América Central y la gente no se vea en la necesidad de migrar, que no sea forzosas, que no salga la gente de sus pueblos y abandone a sus familias, y por eso la importancia de la cooperación", expuso.

 

LA REUNIÓN CON TRUDEAU

El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el Instituto Cultural Mexicano en Washington, ahí estuvieron reunidos por cerca de una hora.

López Obrador y Trudeau se saludaron y agradecieron la cooperación entre ambas naciones. También celebraron mantener una buena relación entre sus pueblos.

"Estamos muy contentos de encontrarnos con el primer ministro Trudeau, somos pueblos, naciones hermanas, estamos muy cerca, pertenecemos a América del Norte y tenemos muchas cosas en común una muy buena relación de coordinación y de amistad", comentó el presidente mexicano.

 "Estoy agradecido por el liderazgo del presidente de México, tenemos muchas cosas de qué hablar", dijo a su vez Trudeau.

 

BIDEN ENVÍA MENSAJE PREVIO A CUMBRE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, señaló que es muy relevante la cumbre de Líderes de América del Norte, que se llevará a cabo este jueves en la Casa Blanca, luego de cinco de años de no reunirse.

A través de Twitter, Biden comentó que este encuentro tiene el objetivo "trazar un nuevo camino para nuestra colaboración".

LO QUE SABEMOS DE LA CUMBRE

El presidente Andrés Manuel López Obrador emprende este miércoles su tercer viaje al extranjero para reunirse en Washington con sus homólogos de Estados Unidos, Joe Biden, y de Canadá, Justin Trudeau, para tratar temas migratorios y comerciales, si bien no descarta abordar su polémica propuesta de reforma eléctrica.

"No está (la reforma en la agenda) pero si sale en la conversación pues también lo tratamos", advirtió el presidente en mañanera desde Cancún, Quintana Roo, poco antes de partir en un vuelo comercial hacia la capital estadounidense.

López Obrador avisó oficialmente al Senado de la República en un oficio que se ausentará del país del 17 al 19 de noviembre para asistir a la Novena Cumbre de Líderes de América del Norte que se realizará en la capital estadounidense.

El aviso fue dado en un documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, enviado por el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, a la titular de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero.

El equipo que acompañará al mandatario a Estados Unidos partió por adelantado para alistar la Cumbre de Líderes de América del Norte en un vuelo comercial de United Airlines.

Antes de las 10:00 horas, volaron el canciller Marcelo Ebrard; la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y Roberto Velasco, director para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Se prevé que la cumbre trilateral se lleve a cabo a las 15:00 horas de Washington (las 16:00 horas del centro de México).

 

PREOCUPACIÓN DE LOS VECINOS

López Obrador lanzó a finales de septiembre una polémica propuesta de reforma constitucional en materia eléctrica, que todavía no ha sido debatida en el Congreso, para limitar la participación de empresas privadas tanto nacionales como extranjeras en el sector y fortalecer así la Comisión Federal de Electricidad (CFE), priorizando incluso el uso de combustibles fósiles.

El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, confesó "serias preocupaciones" por la reforma y puso en duda que fuera "posible" cerrar un acuerdo al respecto.

Por su parte, la ministra canadiense de Exteriores, Mélanie Joly, visitó México en vísperas de la cumbre, donde resaltó "la importancia del comercio y las inversiones, incluso en el sector minero y energético".

"Difícilmente no se hable sobre el tema. Sí se tocará aunque no esté en la agenda", dijo este miércoles a Efe Beata Wojna, profesora de Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey y exembajadora polaca en México.

López Obrador subrayó en la conferencia de este miércoles que el objetivo de su reforma es que "no aumente el precio de la luz" y acabar con "los abusos de las empresas particulares, sobre todo las empresas extranjeras".

"¿Creen que me va a costar trabajo decirle eso a Biden o Trudeau? Pues no. Ni modo que ellos estén a favor o protejan a corruptos", esgrimió.

 

CARA A CARA CON BIDEN

La última cumbre entre los líderes de Norteamérica, conocida como de los "Tres Amigos", tuvo lugar en Canadá en 2016 pues dejó de celebrarse durante la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos (2017-2021).

Será el primer encuentro presencial de López Obrador con Biden y con Trudeau, con quienes se reunirá de forma individual antes de la cumbre de los tres, en la que hablarán de la pandemia de covid-19, el tratado comercial T-MEC, el medioambiente y las migraciones.

A diferencia de su trato con Trump, con el mandatario demócrata, López Obrador ha subido la voz contra el embargo de Cuba, ha arremetido contra la financiación estadounidense de ONG mexicanas y su gobierno ha emprendido una demanda contra empresas de armas de Estados Unidos.

 

¿UN GIRO EN POLÍTICA EXTERIOR?

Desde que asumió el poder a finales de 2018, López Obrador ha mostrado un cierto desinterés hacia la política internacional, alegando que "la mejor política exterior es la política interior".

El presidente viajó por primera vez al extranjero en julio de 2020 para reunirse con Donald Trump en la Casa Blanca, mientras el canciller, Marcelo Ebrard, ha sido el encargado de representarlo en cumbres internacionales.

Pero ahora, en menos de 15 días, ha estado en Nueva York para participar en el Consejo de Seguridad de la ONU y regresa a Estados Unidos para la cumbre de líderes norteamericanos.

Para algunos, el punto de inflexión fue el pasado julio, cuando López Obrador propuso ante los ministros de Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), reunidos en México, sustituir la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Pero para otros estos viajes son coyunturales, puesto que López Obrador no podía rechazar su presencia en la ONU y en Washington.