Coatzacoalcos, Ver. -  En treinta años como músico y después de casi dos años de confinamiento por la pandemia del covid-19, don Marco Antonio Collado Martínez, conocido en el mundo de los escenarios como “Toño Martínez”, asegura que no había sentido tanta emoción al volver a tocar sus instrumentos y ver cantar a sus compañeros.

 

El coronavirus obligó a muchos músicos a guardar sus instrumentos, entre ellos se encuentra Toño, quien además de saber hacer coro, toca la batería, el teclado y las percusiones, lo que lo han llevado a pertenecer a diferentes agrupaciones musicales del sur de Veracruz.

Enfocado principalmente en la cumbia y al género tropical, nuestro músico forma parte del sindicato de Filarmónicos de Coatzacoalcos quienes este 22 de noviembre se organizaron para celebrar a Santa Cecilia, la virgen de los músicos.

 

“Hoy en día, ser musico es lo mejor que nos pueda pasar, porque disfrutamos de tocar y cantar para las personas; por eso quiero agradecer a todos mis compañeros que hoy hicieron posible este evento en honor a Santa Cecilia”, expresó Toño mayordomo de esta celebración.

Diferentes voces y artistas locales se unieron para cantar las mañanitas a la virgen y entonar otras canciones en el salón del sindicato de filarmónicos, donde la comida, el baile y el buen ambiente no podían faltar.

 

Además de trabajo la pandemia les arrebato a varios colegas

Vestido con un traje color azul y un sombrero que lo caracteriza, Toño Martínez asegura que los meses más difíciles ya pasaron, por lo que hoy piden a Santa Cecilia que puedan recuperar sus contratos y regresar a los escenarios.

 

Algunos grupos musicales y tecladistas se vieron en la necesidad de empeñar y hasta vender sus instrumentos para mantener a sus familias.

 

Otros optaron por salir a las calles y tocar a cambio de algunas monedas o despensa que las personas les regalaban.

 

Pero además de trabajo, la pandemia del coronavirus le arrebató la vida a varios artistas locales, entre ellos miembros de la sección 132 del sindicato de los filarmónicos.

 

“Estuvo pesadísimo y tratamos de apoyar a los compañeros, porque algunos se emplearon en otras cosas, lo más lamentable es que en este año murieron seis compañeros y el pasado otros cuatro, en total perdimos a diez compañeros por covid”, indicó Roberto Urbano Villegas, secretario del sindicato en Coatzacoalcos.

 

Piden más trabajo a Santa Cecilia

Con el cambio de color del semáforo epidemiológico y la aplicación de las vacunas contra el covid-19 desde julio pasado comenzaron a reactivarse algunos eventos, aunque con pocos invitados.

 

Ello representa un respiro y esperanza para los músicos en este 2021 por lo que no dudaron en pedir a Santa Cecilia que los ayude a regresar a los escenarios para hacer cantar y bailar a las personas.

Toño quien fue el mayordomo de esta celebración para tocar y bailar, asegura que gracias a la pandemia han superado un gran reto, por lo que no les resta más que celebrar y agradecer por la vida y la oportunidad de volver a ejecutar sus instrumentos.

 

“Es un buen trabajo y noble, somos los primeros en llegar y los últimos en irnos de una fiesta, a veces mal comidos y a veces mal pagados, pero amamos ser músicos, por eso hoy agradecemos a Dios por esta oportunidad de poder cantar y divertir a las personas”, finalizó.