La resolución de la impugnación que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) hizo sobre el resultado de la elección municipal del puerto de Veracruz definiría el futuro político del grupo de los Yunes de cara a la contienda por la gubernatura en 2024, aseguró el analista político Carlos Ernesto Ronzón Verónica. 

 

De acuerdo con el politólogo, el grupo político de los Yunes busca quedarse con la alcaldía de Veracruz con la intención de que en 2024 Miguel Ángel o Fernando Yunes Márquez sean candidatos del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura del estado.

 

Además, los Yunes se enfrentan a un segundo reto: la renovación de la dirigencia estatal del PAN, en la que se enfrentan su actual líder, Joaquín Rosendo Guzmán "El Chapito" Guzmán, y Tito Delfín Cano, a quien impulsa el grupo yunista.

 

La única posición que el clan Yunes tiene segura para el futuro es la integración de Fernando Yunes Márquez al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN como secretario nacional de Acción de Gobierno, función que iniciará en 2022 al término de su administración en el puerto de Veracruz. 

 

El puerto de Veracruz es el municipio con el mayor presupuesto - en 2021 recibió mil 648 millones 447 mil 16 pesos, por lo que Ronzón Verónica consideró que la ratificación de Paty Lobeira como su próxima alcaldesa permitirá a los Yunes financiar un proyecto estatal. 

Aunque el pasado 12 de junio el Órgano Público Local Electoral (OPLE) entregó a Paty Lobeira, esposa de Miguel Ángel Yunes Márquez, la constancia que la acredita como alcaldesa electa de Veracruz, actualmente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) analiza un recurso de impugnación de la elección.

 

La Sala Regional Xalapa del TEPJF ordenó el viernes 19 de noviembre al Instituto Nacional Electoral (INE) que se fiscalicen los recursos ejercidos durante la campaña electoral por Patricia Lobeira, luego de que se declaró procedente una queja de Morena por un presunto rebase del tope de gastos de la excandidata del PAN.

 

Por ello, Carlos Ernesto Ronzón Verónica consideró que la familia Yunes, que actualmente tiene su máxima figura en el excandidato a la alcaldía de VeracruzMiguel Ángel Yunes Márquez, busca blindarse ante la posible impugnación de la contienda municipal del pasado 6 de junio.

 

Según el analista, la licencia de Indira Rosales San Román en el Senado de la República para buscar la secretaría general del PAN en Veracruz en la fórmula de Tito Delfín y la posterior adhesión de su suplente Judith Fabiola Vázquez Saut al grupo legislativo de Morena fue parte de una estrategia diseñada por los Yunes.

Para Ronzón Verónica la licencia de Indira Rosales es un guiño del clan yunista al presidente de la república, pues es ilógico que la panista busque una "simple" secretaría general del PAN en Veracruz cuando una senaduría abre posibilidades a políticos para contender por gubernaturas

 

La intención del clan Yunes, opinó, es que el TEPJF no impugne la elección en el puerto de Veracruz y Paty Lobeira asegure su victoria como la próxima alcaldesa de los jarochos de 2022 a 2025, a cambio de darle al presidente Andrés Manuel López Obrador un voto más de su partido en el Senado de la República.

 

"(El futuro de los Yunes) pende de la decisión de que el presidente López Obrador quiera negociar una senaduría a cambio de la elección en Veracruz", dijo.

 

Unión panista, clave de los Yunes para el 2024

Aunque Tito Delfín Cano gane la elección interna del PAN frente a su compadre, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, el panorama político de los Yunes para el 2024 es poco esperanzador si el PAN continúa fragmentado en dos grupos, afirmó Carlos Ronzón.

 

El también docente de política opinó que es necesario ambos grupos, el clan Yunes y el de "El Chapito" – apoyado por el senador Julen Rementería del Puerto y su hijo Bingen Rementería – se unan, o de lo contrario, el PAN tendrá posibilidades mínimas de pelear la gubernatura de Veracruz dentro de tres años.

De acuerdo con el politólogo, ambos grupos ya se dieron cuenta de que necesitan unir fuerzas, pues en el proceso electoral del 2021 el PAN solo consiguió nueve diputaciones en el Congreso de Veracruz y perdió más de 80 alcaldías.  

 

La fragmentación que existe dentro de Morena a nivel nacional por los grupos que apoyan a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y al canciller Marcelo Ebrard, como posibles candidatos a la presidencia de la república, debe ser aprovechada por el PAN en Veracruz, aseveró.

 

A la unión panista se sumaría la fuerza que los Yunes tienen con el visto bueno de Marko Cortés, quien tiene una buena relación con la familia del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares

 

Miguel Ángel o Fernando, cartas para la gubernatura

Los hermanos Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez son parte de las cartas fuertes que el PAN tiene para contender por la gubernatura de Veracruz en 2024, año en que también se llevará a cabo la elección presidencial.

 

Fernando Yunes Márquez es el actual alcalde del puerto de Veracruz y para 2022 es el único miembro de su familia que tiene segura su continuidad en el mapa político del estado y del país con una participación en el equipo del dirigente nacional panista.

En cambio, Miguel Ángel Yunes Márquez contendió este año por la alcaldía del puerto de Veracruz hasta que el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) le canceló la candidatura el pasado 18 de mayo, pues el panista no acreditó los tres años de residencia efectiva en el municipio.

Anteriormente, el esposo de Patricia Lobeira contendió en 2018 como candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz, sin embargo, perdió contra el excandidato de Morena y actual gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez.

 

Los hijos del exgobernador de Veracruz fueron denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por Virginia Roldán Ramírez, candidata a regidora de la coalición Juntos Hacemos Historia, por los delitos de abusos de autoridad, coalición, tráfico de influencia y falsificación de documentos.

 

Ambos hermanos fueron acusados de coaligarse con otros funcionarios del ayuntamiento de Veracruz para que Miguel Ángel Yunes Márquez recibiera una constancia de residencia en el puerto de Veracruz para contender por la alcaldía, pese a que presuntamente su domicilio se encuentra en la Riviera Veracruzana, en Alvarado.

 

De acuerdo con Carlos Ronzón, si el juez encuentra culpables a los hermanos podría inhabilitarlos de la función pública hasta por varios años, como sucedió en 2019 con Rosario Robles, inhabilitada para ejercer cargos públicos por 10 años por falta de veracidad en su declaración patrimonial.

 

Si eso sucede, las aspiraciones de los Yunes para el 2024 quedarían frustradas, afirmó el politólogo.