Huatusco, Ver.- Con globos en blanco y rosa, decenas de personas despidieron a Gaby de ocho años, quien fuera arrollada por el exdiputado Antonio García Reyes el domingo 21 de noviembre.


Este martes familiares y amigos llevaron a cabo la misa de cuerpo presente y un recorrido por las calles de Huatusco hasta la calle 17 de la colonia Xocotla, lugar donde Gaby perdió la vida tras ser atropellada.


Fue el domingo por la noche que la menor de edad había salido a comprar a la tiendita cuando fue atropellada por el exdiputado quien perdió el control de la camioneta; presuntamente conducía bajo los influjos del alcohol.


“Ella ahora es un angelito, pediremos justicia y si no se encuentra aquí, hay una justicia divina”, expresó una de las vecinas durante el rezo para Gaby.


Entre lágrimas, música y oraciones, pidieron a Dios fortaleza y resignación para los padres de la menor, que aún no pueden creer que ese día, pasó de ser un domingo familiar a una tragedia.


Gaby, de ocho años, vivía en la avenida 4 entre las avenidas 6 y 9 de la ciudad de Huatusco, pero ese día sus padres la habían llevado a visitar a unos familiares en la calle 17 de la colonia Xocotla.


El exdiputado Antonio García Reyes permanece en los separos de la Policía Municipal de Huatusco, y se espera que en próximas horas se de a conocer cuándo se realizará la primera audiencia.