Los pasivos, deuda pública y cuentas de orden del Gobierno del Estado supera los 77 mil millones de pesos, informó en su comparecencia el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), José Luis Lima Franco.

En su presentación ante diputados locales, reconoció que a partir del año 2025, una vez que concluya la administración de Morena, se incrementará el pago de la deuda pública y la nueva administración tendrá que renegociar con los bancos.

Dijo que se logró bajar en seis mil 900 millones de pesos el monto de la deuda bancaria; y que el Estado tiene un déficit de cuatro mil millones de pesos, es decir, gasta más de lo que ingresa, lo que los obliga a contratar deuda a. La próxima semana pedirán un crédito de mil 600 millones de pesos para pagar aguinaldos y nómina.

En su presentación el funcionario aclaró que Sefiplan logró pagar más de 12 mil millones de pesos de créditos fiscales que se le debían a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, luego de que se dejaron de pagar impuestos que se retenían a la burocracia.

Sin embargo, al negociar con el SAT, se lograron acuerdos que permitieron que el 75 por ciento de lo que se pagó, poco más de 9 mil millones de pesos, fueran reintegrados a las arcas estatales.

 

No hay ahorros con la 4T, Sefiplan gasta más de lo que ingresa

Como parte del discurso oficial de Morena se ha mencionado que gracias a la Austeridad Republicana se han logrado “ahorros”, no obstante, el funcionario desmintió el hecho, pues reconoció que existe una diferencia de más de cuatro mil millones de pesos de lo que ingresa a Finanzas y lo que se gasta.

Eso se debe -dijo- a la nómina de maestros estatales que deben pagar la Sefiplan y al pago a jubilados y pensionados, pues el estado debe aportar lo equivalente a la aportación que debería hacer nueve trabajadores en activo.

 

 Municipios heredarán deudas

El funcionario adelantó que no van a apoyar a las nuevas administraciones municipales, que van a heredar muchas deudas, laudos laborales y tendrán que pagar el salario de agentes y subagentes municipales.

Les recomendó ser muy ordenados y adelantó que no van a entregar más participaciones federales, pues no se lograron las proyecciones de recaudación, por lo que les llegó menos dinero para cerrar el año.

“Evítenme la pena de decirles que no”, les pidió a los diputados para que les informen que la Sefiplan no podrá rescatarlos para pagar salarios, aguinaldo y liquidación a los trabajadores de confianza que se van con las nuevas administraciones.

Para mejorar la recaudación de los municipios, ofreció cobrar el impuesto predial, lo que además de mejorar las finanzas de los Ayuntamientos permitirá más participaciones federales al Estado.

 

Deudas del Estado supera los 77 mil mdp

Al ser cuestionado sobre la discrepancia de algunos montos que dio a conocer como parte de la reducción de la deuda pública, aclaró que la deuda con la banca privada y de desarrollo es de 44 mil millones de pesos.

Además, por los bonos cupón cero, dinero que recibió Fidel Herrera y Javier Duarte del que solo se paga interés, se tiene pendientes cinco mil 981.5 millones de pesos; además de 10 mil millones de pesos de provisiones a largo plazo, dinero que le deben SAT y con el ISSSTE, porque administraciones pasadas no pagaron impuestos que retuvieron a trabajadores estatales y federales.

En el caso de las Cuentas de Orden, que son pagos pendientes, pero que implica un compromiso financiero, se tenía un monto de 21 mil 500 millones de pesos hasta el 2018; se han depurado a 17 mil 487 millones de pesos. Ese monto, dijo, corresponde a lo que se debe a proveedores y prestadores de servicio.

Al sumar los montos que dio a conocer el titular de la Sefiplan, la deuda del Estado supera los 77 mil 468 millones de pesos.

 

Bajaron pago de deuda, pero en 2025 se va a aumentar el monto

Al hablar sobre los créditos contratados, como parte de la reestructuración de la deuda pública, confirmó que disminuyeron el pago de capital e intereses, sin embargo,  a partir del 2025, cuando entre en funciones un nuevo gobierno, se incrementarán los montos a pagar.

Eso, dijo, obligará a renegociar nuevamente, “lo que se hizo fue mandar el capital a los siguientes años, no se aumentó la deuda ni se aumentó el plazo (…) y lo que se va a pagar de capital en la suma de los años es la deuda que tenemos”.

Es por eso, que reconoció que a la siguiente administración le van a cobrar más interés tendrá que sentarse a negociar con los bancos, para poder liberar el flujo de las participaciones federales que se entregan en garantía de pago.