Además de contar con su Credencial de Elector, todo ciudadano mexicano mayor de 18 años, debe de estar dado de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), a partir del siguiente año.

Dicha medida fue aprobada por el Senado de la República en la Miscelánea Fiscal 2022 el pasado mes de octubre e implica tomar algunas consideraciones para los más jóvenes.

Primero que todo, es necesario aclarar que el RFC es una clave alfanumérica con la que identifica a una persona, y el tipo de actividad económica que realiza.

Es indispensable contar con dicho registro ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), organismo dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para la realización de las actividades económicas, es decir, empleo o negocio, cuando se quiere contar con "todas las de la ley".

Sirve para darse de alta en algunos beneficios como programas sociales o becas gubernamentales.

Y finalmente, es lo primero que te piden para cumplir con tus obligaciones fiscales cuando tengas que pagar impuestos.

Cabe destacar que el inscribirse desde los 18 años no implica una obligación de pagar impuestos, cuando no se realiza alguna actividad económica.

Para ello, es necesario darse de alta en el rubro: "Inscripción de personas físicas sin actividad económica".

Cabe destacar si bien el no inscribirse no implica sanciones, si realizas una actividad económica por la que la ley te obligue a pagar impuestos, y aun así no estás dado de alta al RFC, sí puedes recibir sanciones.

Mientras así no sea, no será necesario pagar impuestos ni emitir facturas ni mucho menos la presentación de declaraciones anuales.

El nuevo registro comenzará a operar a partir del 1 de enero de 2022.