El juez de control, José Luis Alberto Cobos Hernández, está bajo la lupa del Gobierno del Estado por negar la prisión preventiva para el exdiputado local del PRI, Antonio García Reyes, quien atropelló y mató a una menor en Huatusco.


Cabe señalar que el exlegislador quedó sujeto a proceso, pero en libertad por determinación de la autoridad jurisdiccional.


De acuerdo con el Gobernador, Cuitláhuac García, la Fiscalía General del Estado solicitó la prisión preventiva contra el exdiputado local, pero el juez de control determinó modificar la medida cautelar solicitada.


“De pronto el juez la cambia, la modificó para una medida cautelar diferente que es la firma periódica; la Fiscalía advirtió en sus argumentos que debería dársele la prisión preventiva y no la aceptó”, indicó el mandatario.


García Jiménez explicó que la propia Fiscalía recurrió la decisión del juez y por su parte se reunirá con la presidenta del Poder Judicial, Isabel Romero Cruz, para analizar este caso.


“Que la gente sepa quién está actuando desde nuestro punto de vista no muy apegado a Derecho (…); yo voy a estar muy atento y vamos a pedir que el Consejo de la Judicatura inicie algún procedimiento de investigación del actuar del juez”, mencionó


Insistió que, aunque es responsable del Poder Ejecutivo, ya había advertido que señalaría las situaciones que no le parecen o las actuaciones del Poder Judicial con las que no concuerda.