La Fiscalía General del Estado (FGE) informó sobre tres delitos que fueron imputados al actual candidato a la dirigencia del PAN en Veracruz, Tito Delfín, el alcalde de Tierra Blanca. 

El panista fue detenido este sábado 27 de abril en el municipio de Álamo, Veracruz, después de concluir un mitin con militantes de su partido. Policías ministeriales le ejecutaron un orden de aprehensión, hecho que provocó críticas de diferentes políticos del PAN, entre ellos del dirigente nacional, Marco Cortés. 

De acuerdo con un boletín de la FGE, a Tito Delfín le fueron imputados los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal y fraude, derivado de la carpeta de investigación por hechos denunciados  el 26 de mayo de 2017 en la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Cosamaloapan, Sub- Unidad Integral de Justicia en Tierra Blanca, que dieron origen al proceso penal 394/2021.

Delfín fue imputado ante un juez de control en el distrito de Coatepec y le fue fijada la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que enfrentará su proceso en el penal de Pacho Viejo

Será hasta el próximo martes 30 de noviembre cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso, donde se definirá la situación legal del ex alcalde de Tierra Blanca

La situación actual del panista complica sus aspiraciones a la dirigencia estatal, misma que celebrará su votación interna el próximo 19 de diciembre. 
 
Antes de que la FGE emitiera un boletín, el coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, publicó en sus redes que la detención de Tito Delfín fue por el delito de fraude, cometido durante su periodo como alcalde de Tierra Blanca.

 

DuckDuckGo
DuckDuckGo blocked this Facebook post
We blocked Facebook from tracking you when the page loaded. If you unblock this post, Facebook will know your activity. Learn More

Dijo que el panista acumuló daño patrimonial por más de 35 millones de pesos por lo que Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) presentó las denuncias penales, que estaban vigentes desde 2017 y que fueron archivadas querellas por los fiscales en turno, Jorge Winckler y Marcos Even, ambos afines al exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.