Huatusco, Ver. - ¿Para quién sirve la ley? ¿Para las personas que tienen dinero nada más?, se pregunta Agustín Sánchez, padre de Gaby, menor de ocho años atropellada por el exdiputado Antonio García Reyes en la Huatusco, Veracruz. 

 

 

El padre de la menor que perdió la vida a causa de probables influjos del alcohol del exdiputado priista, narra lo sucedido la noche del 21de noviembre a E-Consulta Veracruz. 

“Era un domingo familiar”, recuerda. La familia Sánchez había ido a visitar a un compadre en la calle 17 de la colonia Xocotla. Gaby y su hermana Daniela se encontraban en la banqueta cuando el exdiputado del PRI perdió el control e impactó la carrocería de su auto contra la menor. 

 

“Mi hija vio el accidente, hay días que cuando amanece, llora y me dice que extraña mucho a su hermanita Gaby, ellas eran inseparables. Yo trato de darle ánimos para que siga adelante”, relata el señor Agustín Sánchez.

A ocho días de la tragedia, abogados de la familia de Gaby siguen sin poder acceder a la carpeta de investigación; ellos desconocen por qué la Fiscalía se las ha negado. El exlegislador Antonio García, está prófugo de la justicia luego de que se girara una segunda orden de aprehensión en su contra para que enfrente su proceso en prisión preventiva.

Ha habido muchas irregularidades en todo esto. Me siento decepcionado de la ley. Esto es lo que ha unido a la gente a querer que se haga justicia”, reprocha Antonio García. 

El día de la primera manifestación -dijo- no imaginó que llegaría tanta gente, al igual que en la segunda marcha que se llevó a cabo este 28 de noviembre, donde el pueblo de Huatusco pidió que se haga justicia.


“Yo quería vivir mi dolor y estar con mi familia y que todo así terminara, pero cuando fue la audiencia oía a toda la gente que gritaba y me dio mucho ánimo para pedir justicia y esto no quedara así”.

En la primera audiencia del día 23 de noviembre, el juez Luis Alberto Cobos Hernández determinó que el exdiputado seguiría su proceso en libertad pese a que testigos evidenciaron en un vídeo que Antonio García manejaba en estado de ebriedad, por lo que vecinos y familiares de Gaby iniciaron movilizaciones para visibilizar su caso.

 


 

El juez Luis Alberto Cobos fue cesado por El Poder Judicial del Estado de Veracruz, luego de fungir como juez de primera instancia y como juez control de los Juzgados de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Distrito Judicial de Huatusco, Veracruz en los últimos seis años. Cobos Hernández también fue acusado en 2015 de favorecer a un hombre acusado de pederastia durante el proceso judicial.

 

 A Gaby su padre la recuerda como una niña muy alegre, educada, tranquila y aplicada en la escuela. “Su más grande ilusión era que ya venía navidad, le gustaba mucho porque se juntaba toda la familia”.

En tres meses Gabriela Sánchez Sosa cumpliría 9 años, -el 11 de febrero-, pero su vida fue arrebatada repentinamente. Su padre espera que el caso no termine en un carpetazo, debido al poder político que tiene el exdiputado, Antonio García.