Aunque la administración de Morena ha señalado que se acabó la entrega de despensas, de frijol con gorgojo, para el año 2022 el DIF etiquetó recursos para la compra de apoyos alimentarios.

Según el presupuesto para el 2022, el Sistema Integral de Desarrollo Para la Familia (DIF) ejercerá un presupuesto de mil 514 millones de pesos.

De ese total, 978 millones se invertirán en el programa Estrategia Integral de Asistencial Social Alimentaria, es decir, 60 de cada 100 pesos de la dependencia se usarán para la compra de despensas.

 

 

El programa Asistencia Social Alimentaria a Personas de Atención Prioritaria tiene como objetivo favorecer y contribuir al ejercicio del derecho a la alimentación de las personas en condiciones de vulnerabilidad, a través de la entrega de dotaciones alimentarias nutritivas con criterios de calidad nutricia que se sirven dentro de los espacios alimentarios de los SMDIF, promueve el DIF.

El año 2020, en el marco de la pandemia por el virus SARS CoV-2, el Organismo Público Local Electoral (OPLE), implementó medidas cautelares, ordenando a la actual titular del DIF, Rebeca Quintanar, a evitar entregar los apoyos alimentarios a través de los diputados locales.

Y es que legisladores de Morena utilizaron los apoyos alimentarios para promoverse en sus respetivos distritos electorales, a pesar de que la recomendación era no hacerlo.

Con la contingencia sanitaria, el DIF se quedó sin personal para hacer la entrega de despensas ante el distanciamiento social. Rebeca Quintanar emitió una circular en la que les pedía pasar por los apoyos para distribuirlas en sus distritos.