El polémico esquema de arrendamiento de patrullas por parte del Gobierno estatal está por terminar y ahora se proyecta que en 2022 se adquieran unidades nuevas para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Esto lo confirmó el titular de la dependencia, Hugo Gutiérrez Maldonado, ante los diputados del Congreso del Estado, adelantando que el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, ya autorizó una partida para la adquisición de los vehículos.

Cabe recordar que al inicio de la administración la renta de las patrullas fue criticada por la oposición. Incluso diputados del PAN denunciaron ante la Fiscalía estatal que el alquiler de las unidades tuvo un costo de 208 millones de pesos.

El propio Gobierno veracruzano aclaró que se compraron 50 patrullas por un monto de 39 millones 740 mil pesos, además del arrendamiento de 110 patrullas por un total de 183 millones 940 mil pesos.

 

 

Este asunto provocó que el entonces presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), Emilio Cárdenas Escobosa, transparentara cada licitación.

Aunque el Gobierno intentó mantener bajo reserva los contratos sobre la compra y arrendamiento, el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI), entonces presidido por Yolli García Álvarez, determinó que la información no debía quedarse bajo reserva.

Este miércoles Gutiérrez Maldonado dijo que para 2022 ahora se comprarán patrullas para la Secretaría de Seguridad y las que están en uso se puedan reciclar para entregarlas a municipios.

Detalló que la SSP tiene un total de 2 mil 239 unidades, de las cuales mil 247 son patrullas; 605 son motocicletas y 287 son vehículos administrativos.

 

“Este año, al empezar el otro año enero o febrero, se quieren adquirir más unidades; nosotros desgraciadamente recibimos un parque vehicular muy viejo y a veces sale más caro estarle metiendo mantenimiento a vehículos viejos porque también la patita de mis elementos es dura y no te duran las unidades más de 3 años (…):

“La idea es empezarles a dar las unidades que a nosotros pues ya no nos sirven para caminos largos, pero para camino corto, para cuidar el casco del municipio sí sirven. Es lo que estamos pensando, pero se adquirirían hasta el otro año, como en enero o en febrero”, mencionó.