Trabajadores del sindicato de empleados municipales que laboran en diversas áreas del ayuntamiento de Medellín, gobernado por el panista Hipólito Deschamps Espino Barros, iniciaron un paro de labores como protesta por los adeudos en el pago de sueldo y prestaciones.

Los inconformes afirman que al menos 78 empleados agremiados al sindicato no recibieron el pago de su quincena ni el aguinaldo el martes 30 de noviembre, como lo establece el contrato general de trabajo.

Sin embargo, no es el único pendiente que se mantiene por parte del ayuntamiento de Medellín con los empleados inconformes, Elena Contreras Guadarrama, secretaria general del Sindicato de Empleados Municipales de Medellín, afirmó que en los últimos dos años no se reportan los pagos de las cuotas obrero-patronales al Instituto de Pensiones del Estado.

Esta situación causó que varios empleados no puedan tramitar su jubilación, ya que el ayuntamiento no se encuentra al corriente.

La dirigente del sindicato dijo que existe temor de que el alcalde Hipólito Deschamps Espino Barros deje el cargo sin cumplir con los pendientes y herede el problema a su sucesor, Marcos Isleño Andrade, del PVEM.

“Estamos exigiendo que se nos cumplan todas las prestaciones porque están violentando nuestras condiciones generales de trabajo, el día de ayer no nos depositaron la quincena ni el aguinaldo que está contemplado en el contrato general de trabajo para el día 30 de noviembre”, declaró la lideresa sindical Elena Contreras Guadarrama.

Otro de los reclamos al ayuntamiento de Medellín es que se entreguen los recibos de nómina y el pago de uniformes, que son acuerdos que se encuentran establecidos en el contrato de trabajo.

Los afectados son trabajadores de las áreas de Limpia PúblicaCasa de Cultura, DIF y Alumbrado Público, quienes decidieron plantarse en sus áreas de trabajo y posteriormente manifestarse con cartulinas frente al palacio municipal.

La inconformidad de los trabajadores no es nueva y se arrastra desde hace varios días, ya que personal de Limpia Pública, en protesta por los adeudos decidió detener la recolección de basura desde el fin de semana.

En fraccionamientos de la zona de Puente MorenoPlaya de Vacas esto causó quejas de residentes, debido a la acumulación en cerros de basura doméstica.

Sobre el conflicto se buscó la postura del presidente municipal, Hipólito Deschamps Espino Barros, sin embargo, no fue posible sostener contacto con el área de Comunicación Social; tampoco existe comunicación oficial del ayuntamiento.