Amatlán, Ver.- A cinco meses del homicidio de los menores de edad Eduardo y Jonathan, familiares acusan a la Fiscalía General del Estado y al gobierno de encubrir a los asesinos.

Este 2 de diciembre, tras realizar una misa en la comunidad La Patrona, familiares repudiaron que al día de hoy la Fiscalía no ha solicitado la aprehensión ni ha fijado la responsabilidad de los elementos de la Secretaria de Seguridad Pública.

 

“Denunciamos que la fiscalía y su dirección de servicios periciales no han practicado las diligencias de investigación necesarias para determinar la responsabilidad de los perpetradores”, señalaron.

 

Así mismo, denunciaron que los elementos de la SPP, amenazaron, hostigaron y torturaron a integrantes de la familia y vecinos que fueron testigos de los hechos y de manera dolosa sembraron supuestos indicios en el lugar.

El 2 de julio del presente año, Jonathan de 15 y Eduardo de 13 años fueron asesinados por elementos de la Fuerza Civil, cuando lavaban la camioneta de su tío en la comunidad La Patrona, municipio de Amatlán.

Aunque al inicio la SSP emitió un comunicado donde informaban que se había tratado de un “fuego cruzado” por un enfrentamiento armado en la comunidad de La Patrona, municipio de Amatlán, familiares de las víctimas descartaron esta versión.

Exigieron al secretario de Seguridad Pública del Estado que la dependencia a su cargo deje de proteger a los elementos que participaron en el operativo que provocó el homicidio de Eduardo y Jonathan.