Veracruz, Ver.- Las madres de tres jóvenes desaparecidos por presuntos policías encapuchados en la colonia Formando Hogar del puerto de Veracruz el 6 de diciembre de 2013, celebraron la orden de aprehensión contra el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por el delito de desaparición forzada de personas.

“Se la merece, porque nadie nos va a reparar el daño que nos mandó a hacer”, dijo Maritza Arrioja Reyes, madre de José Armando Cortés Arrioja, uno de los jóvenes desaparecidos del caso Formando Hogar.

De acuerdo con Maritza Arrioja Reyes, es justo que Javier Duarte de Ochoa – quien purga una condena de nueve años por lavado de dinero en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México – pague por el dolor que causó a las madres de los jóvenes a las que presuntamente su gobierno desapareció.

La madre aseguró que en 2013 el exgobernador ordenó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), entonces a cargo de Arturo Bermúdez Zurita, que “limpiara” la zona debido a la presencia de “la banda de Icazo”, un grupo delincuencial dedicado a robar.

 

“Ahora sí que se llevaron a los que no andaban robando y a los que andaban robando ahorita andan gozando de su libertad y de lo padre que es estar vivo”, comentó.

 

Según Amelia Hernández, madre de Pablo Darío Miguel Hernández, también desaparecido el 6 de diciembre de 2013, Javier Duarte fue el responsable de la desaparición de los tres jóvenes a manos de quienes aparentemente eran policías de la AVI.

Perla Damián Marcial, madre de Víctor Álvarez Damián, otro joven de 16 años desaparecido el 11 de diciembre 2013, también en la colonia Formando Hogar, aplaudió la ejecución de la orden de aprehensión contra Javier Duarte por desaparición forzada de personas.

 

“Yo pienso que él tiene que rendir cuentas no nada más de uno, que van a ser a varios”, aseguró.

 

La madre exhortó a la Fiscalía General del Estado (FGE) a llamar también a cuentas a Arturo Bermúdez Zurita, quien fue secretario de SSP durante el sexenio de Javier Duarte.

 

“Lo de Javier Duarte lo aplaudo, quiere decir que las autoridades ya se ponen más las pilas”, comentó.

 

La FGE ejecutó este lunes 6 de diciembre una orden de aprehensión en contra de Javier Duarte de Ochoa por el delito de desaparición forzada de personas, sin embargo, el exgobernador de Veracruz se negó a firmar el documento.

El exmandatario estatal se encuentra ligado al caso de La Aurora, una barranca utilizada como tiradero de cadáveres víctimas de desaparición forzada en el municipio de Emiliano Zapata, en la parte trasera de la Academia de Policías de El Lencero.