Coatzacoalcos, Ver. – Este lunes seis de diciembre, en Coatzacoalcos se presentó el fenómeno natural denominado “marea baja” que, además de dejar al descubierto grandes extensiones de playa, permitió ver la embarcación “EL Callao”, que se hundió en 1929.

Este fenómeno natural se observó en varios puntos de la franja costera, lo que para algunos porteños fue de asombro mientras que, para otros de temor, pues en redes sociales algunos usuarios señalaban que podría ser el anuncio de un Tsunami.

 

“No hay riesgo tsunami, ya que estos se generan después de un movimiento tectónico; además el Golfo de México no está considerado como zona de riesgo paga tsunamis”, aclaró David Esponda Cruz, titular de Protección Civil en Coatzacoalcos.

Reiteró que la marea baja es un fenómeno natural y se presentó desde las ocho horas, lo que cambiaría después de siete horas cuando se presente marea alta. 

 

El Callao: barco que transportaba licores

En los últimos cien años, once buques han encallado en las costas del puerto; el norte explosivo, y la existencia de dos líneas frontales la causa primordial de los accidentes.

 

Con un contrabando de licores, la embarcación de siete palos de vela encalló en 1929, a unos 200 metros de la costa. Con el paso de los años fue sepultada por agua y arena, ya más cerca de la costa "El Callao" deja ver aún, parte de su estructura.

Después de ochenta años, nadie se preocupó por preservar la goleta que durante décadas, se mantuvo como un importante atractivo turístico, aun cuando algunos buzos han bajado para observar los arrecifes artificiales que se han formado.

 

Este lunes, algunos porteños disfrutaron del espectáculo por este fenómeno cerca del paseo de las escolleras, donde se observaron los restos de la embarcación.