Xalapa, Ver.- Este siete de diciembre se informó de la muerte del arquitecto Enrique Murillo. Es responsable de obras emblemáticas en la capital del Estado, pero también en Boca del Río, Poza Rica, Coatzacoalcos, Ixtaczoquitlán y Córdoba.

Era originario de Tlacotalpan, Veracruz. Estudió en la Universidad Autónoma de México (UNAM); laboró en los despachos de arquitectos:  Luis G. Rivadeneyra, Jaime Ortiz Monasterio y Julio de la Peña. 

 

Regresó a Veracruz, concretamente a Xalapa en la década de los 70. A partir de esa época inició con el diseño de obras emblemáticas que hoy conforman el paisaje urbano de la ciudad

 

 La obra que lo da a conocer en México es la Central de Autobuses de Xalapa (Caxa), en la que juega con los desniveles de la topografía, típicos en la ciudad.

La central de Autobuses se inauguró en 1990, es de las más importante debido a que Xalapa es un destino cultural y sede estudiantil, además, es paso de las personas que viajan del norte de México al sur y sureste, así como para los que se trasladan hacia el centro del país. 

Otra obra de Murillo es el restaurante La Pérgola de la ciudad de Xalapa, así como el edificio que hoy alberga la Secretaría de Finanzas del estado (edificio de Tesorería),

También, diseñó y construyó la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información de la UV (USBI) de Xalapa, Boca del Río, Poza Rica, Coatzacoalcos, Ixtaczoquitlán y Córdoba, Edificio de departamentos La Ballena Emplumada y la Sala de Conciertos Tlaqná

Además de arquitecto, estudió dibujo, pintura y grabado, estas obras artísticas se han expuesto en diversas galerías y espacios culturales públicos como privados. 

 

De entre los premios que recibió fue:  Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura (1996); Medalla de Oro en la Primera Bienal de Arquitectura Mexicana (1990); Maestro Emérito de la Universidad Veracruzana (1992) y un Reconocimiento del Gobierno del Estado de Veracruz (1988).