Xalapa, Ver. -  A unas horas de la orden de aprehensión contra Javier Duarte, por el delito de desaparición forzada de personas, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, reconoció que dicha carpeta fue “hecha con las patas” por el exfiscal Jorge Winckler Ortiz, actualmente prófugo de la justicia. 

“Fue una carpeta hecha por ellos con las patas intencionalmente y considero que la forma como la hicieron es producto de los acuerdos que tuvieron entre Yunes y la Secretaría de Gobernación anterior a la llegada de nuestros gobiernos en el 2018”, aseveró en rueda de prensa este siete de diciembre. 

Asimismo, el mandatario confirmó que la orden de aprehensión contra Duarte sí fue cumplimentada, a pesar de que su abogado, Pablo Campuzano de la Mora, aseguró que obtuvieron una suspensión provisional para no ejecutar la dicha orden de captura.

García Jiménez no detalló cuál el estatus del juicio contra Duarte por desaparición forzada. Es decir, si posterior a la orden de aprehensión, fue imputado ante un juez en audiencia inicial. 

Duarte es investigado por mismo caso que Bermúdez y Bravo; hoy libres

El gobernador Cuitláhuac García también reconoció que el caso que se le imputa a Javier Duarte, es el mismo por el cual fueron procesados al menos cinco exfuncionarios de alta jerarquía, entre ellos el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez y el exfiscal general, Luis Ángel Bravo Contreras; todos hoy enfrentan sus procesos en libertad. 

Se trata del caso conocido como La Aurora, una barranca anexa a la academia de policías de El Lencero que habría sido utilizada como “tiradero” de cadáveres; víctimas de desapariciones forzadas.  

El 27 de septiembre de 2019, familiares de desaparecidos y autoridades encontraron en la barranca de La Aurora restos de personas que, a decir de antropólogos de la Fiscalía General de la República (FGR), tendrían entre 7 y 8 años de antigüedad.

Esa barranca se encuentra en la comunidad Ojuelos, en el municipio de Emiliano Zapata, conurbado de Xalapa. En enero de 2016, fueron encontrados 19 cadáveres; todos quemados y apilados en un predio boscoso. El gobierno de Veracruz solo informó el hallazgo de 6 cuerpos; el resto, según investigaciones ministeriales, fue ocultado.

En febrero de 2018, Arturo Bermúdez fue vinculado a proceso por el delito de desaparición forzada, concretamente acusado de emprender desapariciones sistemáticas mediante un grupo de élite denominado “Los Fieles”; algunos de esos crímenes presuntamente perpetrados en la Academia de El Lencero, cerca de la Barranca La Aurora. 

Posteriormente, entre abril y junio de ese año, fueron detenidos y vinculados a proceso Luis Ángel Bravo Contreras, exfiscal general de Veracruz, Gilberto Aguirre Garza, exdirector de servicios periciales, Carlota Zamudio Parroquín, exdelegada Regional de la Policía Ministerial de Xalapa y Rosario Zamora González, exdirectora de Investigaciones Ministeriales. Todos, acusados de ocultar 12 de los 19 cadáveres encontrados en La barranca de La Aurora en enero de 2016. 

Sin embargo, ninguno de esos exfuncionarios está preso en la actualidad. ¿La razón?, demostraron ante jueces que la fiscalía veracruzana solicitó medidas cautelares excesivas en su contra y lograron seguir su juicio desde casa. A cambio, pagaron fianzas que van de los 15 mil pesos hasta el millón de pesos.

El gobernador Cuitláhuac García, dijo que los exfuncionarios mencionados aún esperan una sentencia, aunque reiteró que sus procesos fueron realizados durante un pacto entre el gobierno de Yunes, Javier Duarte, y la secretaría de gobernación en el gobierno de Enrique Peña Nieto

“Vamos a esperar a que los procesos sigan su cauce, como dice el presidente Obrador”, concluyó el gobernador veracruzano.