Las luces de Navidad son una parte muy importante de la temporada decembrina. Desde principios de mes empezamos a ver luces por todos lados, en los árboles decorados, en las fachadas de las casas, sobre los arbustos de algunos jardines e incluso alrededor del tronco de algunos árboles.

Hace 30 años la gente decoraba los árboles de sus casas con series de focos incandescentes de 120 volteos. Cada foco consumía entre 5 y 10 watts. Pero hoy en día esos focos, aunque aún los puedes encontrar, ya no son tan comunes en las decoraciones navideñas por tres razones:

1.Consumen mucha energía. Una serie de 50 focos de 5 watts consume 250 watts. Normalmente se requieren tres series para adornar un árbol y entre 5 y 10 para decorar una casa. Si haces la multiplicación, te darás cuenta que es mucha energía eléctrica la que se requiere.

2.Generan mucho calor. Cuando se utilizan en interiores pueden llegar a causar accidentes

3.Son caros. Este tipo de focos cuesta hasta 10 veces más que los foquitos que se usan ahora para las series navideñas.

 

Calcula cuánta energía consumes

A mayor número de watts en los focos de tus series de luz, mayor será tu consumo de energía y a su vez más grande la cantidad a pagar en el recibo de luz. Considera que la mayoría de los focos utilizados en las series de luz y otras decoraciones navideñas son de 5, 7 y hasta 10 watts.

Multiplica el número de focos que utilizarás este año en tus decoraciones navideñas por los watts de los focos. Por ejemplo, si colocas 8 series de 100 focos de 7 watts en tu árbol de Navidad tienes 5,600 watts.

Esta cantidad hay que dividirla entre 1000 para obtener el cálculo KwH (Kilowatts por hora). Es decir, en nuestro árbol tenemos 5.6 KwH. El costo promedio por hora del KwH en México es de $0.85 pesos. Si dejas encendido tu árbol toda la noche (12 horas) durante todo el mes de diciembre, tu recibo de luz llegará con $1700 pesos adicionales a lo que normalmente consumes.

 

Luces incandescentes vs LED

-Los adornos navideños con tecnología LED son la alternativa adecuada para ahorrar energía. La vida útil de las luces incandescentes es de 2 a 2.5 años y el de la serie o manguera de LEDs es de 5 a 10 años.

-Las luces de Navidad eran bombillas incandescentes cubiertas con vidrio pintado. Eran grandes, calentaban, se rompían fácilmente y se astillaban con el tiempo. A menudo, cuando un foquito se rompía, todo el adorno fallaba. Actualmente, las luces de Navidad usan bombillas LED.

-Menor consumo: Las luces de Navidad LED consumen mucho menos electricidad para funcionar que sus homólogas incandescentes —casi el 90% menos—.

-Almacenamiento más sencillo: Debido a su durabilidad, las luces de Navidad LED son muy fáciles de envolver y guardar para su uso posterior.

-Variedad: Las luces de Navidad LED están disponibles en varios tamaños y estilos. 

-Seguridad: Las antiguas bombillas incandescentes emitían la mayor parte de su energía en forma de calor. Esto significaba una sobreabundancia de calor en el interior de la casa durante la temporada navideña. Las luces LED no calientan.

-Larga duración: Dado que las luces LED no calientan, duran un tiempo extremadamente largo. 

-Impermeables: Las luces de Navidad LED funcionan tanto en exteriores como en interiores. Están hechas de manera tal que son impermeables a la humedad, al calor y al frío.

-Más luminosas: Las luces de Navidad LED son mucho más luminosas que las antiguas luces.

Qué hacer para reducir consumo de energía eléctrica en Navidad

-Enciende las decoraciones navideñas únicamente cuando vayas a estar presente en casa y desconéctalas cuando ya todos se vayan a dormir.

-Cambia tus series de luz por las que son tipo LED, consumen mucho menos energía, brillan más y duran más.

-En esta época y durante todo el año apaga las luces de las habitaciones cuando no se estén usando.