La presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Isabel Romero Cruz, señaló que este 2022 cumple 70 años y, tal como lo marca la Constitución, debe de dejar el cargo de magistrada.


Señaló que no puede haber excepción, pues en abril cumple la edad límite para seguir en el cargo.
Cabe recordar que, de acuerdo con la ley, una causal de retiro forzoso en el cargo de magistrado es llegar a la edad límite de 70 años establecida para el desempeño de este ejercicio, y en el caso de la presidenta, ya está por cumplirlos.


Cuestionada al respecto, sostuvo que hasta el momento no sabe si habrá de pedir una excepción a la Ley para continuar en el puesto que desempeña desde octubre de 2020, tras la abrupta salida de Sofía Martínez Huerta.


“No lo sé, recuerden que todo tiene su tiempo, de nacer y de morir; tiempo de trabajar y de dejar de trabajar. Yo no puedo asegurarles que es lo que voy a hacer”, señaló.


Sostuvo que está consciente que la ley establece que debe retirarse, por lo tanto, no descarta que pueda acogerse a lo establecido en la norma y dejar el puesto.


“Si se llega el tiempo de mis 70 años, entonces lógicamente me debo de retirar. Yo cumplo años en abril, pero estamos contentos trabajando para los ciudadanos”, acotó.


Sin embargo, en otra entrevista durante el evento del Día Internacional contra La Corrupción, señaló que aún no define qué pasará cuando cumpla los 70 años.


“No puedo preguntar esta pregunta, más adelante se las contestaré. Yo estoy contenta sirviendo a los veracruzanos y combatiendo la corrupción”.


“Si se llega el tiempo de mis 70 años, entonces lógicamente me debo de retirar. Yo cumplo años en abril, pero estamos contentos trabajando para los ciudadanos”, acotó.