Tres vagones multicolor, tirados por un remolque, son el atractivo turístico del Parque Los Berros, ubicado en el centro de Xalapa. Por más de 50 años El Piojito, como se le conoce al tren, ha brindado recorridos a cientos de niños y generaciones.

 

 

El 15 de marzo del 2020 fue el último domingo que el tren rodó por las inmediaciones del espacio público que hoy luce vacío, con pocos vendedores ambulantes y sin la asistencia de familias, todo a consecuencia del virus SARS CoV-2, que obligó al confinamiento de los capitalinos y al cierre de parques.

Sin embargo, la semana pasada, Carlos Escobar Martínez, dueño de El Piojito, se manifestó en la capital del estado para exigir que se les permita regresar a trabajar en Los Berros.

En su plantón pidió la intervención del gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, pues asegura que el Ayuntamiento se niega a que retomen sus recorridos, a pesar de que ya se dio la reapertura de espacios públicos desde el mes de mayo, cuando se informó que se podía acudir respetando un aforo del 50 por ciento.

 

Nace una tradición en Xalapa

Carlos Escobar Martínez, mecánico eléctrico de profesión, es dueño de la empresa Tranvías y Trenes El Piojito, que cuenta con servicios en los Berros, así como tranvías turísticos en Xalapa, Coatepec y el puerto de Veracruz, que dan recorridos en el centro histórico.

 

imagen placeholder

 

El amor por los trenes lo heredó de su padre quien fue maquinista y mecánico de Ferrocarriles de México. Carlos retomó la idea del primer tranvía -medio de comunicación del porfiriato- que circuló de Xalapa a Teocelo, pasando por Xico y Coatepec.

María de los Ángeles Escobar Segura, la hija menor de Carlos, cuenta que creció y vio crecer a El Piojito como una tradición en la región. Cada domingo acompañaban al trabajo a su papá, una obligación que ella encontraba divertida.

Durante su infancia, cuenta, estuvo rodeada de botargas de todos los personajes de moda, incluso, conoció al payaso Cepillín, y parte del elenco Cómplices al Rescate, telenovela que se grabó en 2002.

Cuenta que la empresa familiar ha dejado sin diversión y risas a miles de xalapeños, que cada domingo acudían a Los Berros a subirse al tren, y disfrutar de un día familiar.

 

“Más que una historia, El Piojito es una tradición, apegada de la historia de Xalapa, Xico y Coatepec. El tren lo inauguró Porfirio Díaz en 1898, mi abuelo trabajó en el ferrocarril que iba de Xalapa a Teocelo, manejó El Piojito. Ahí surge la idea de crear un vehículo similar, se empezó a acondicionar y se armó el tren”, cuenta en entrevista con E-Consulta Veracruz.

 

El primer prototipo lo inscribieron en un carnaval, y tras salir premiado, le vieron potencial para hacer recorridos en pequeños trayectos, y fue entonces que surgió la empresa El Piojito, que hoy es una marca registrada.

 

imagen placeholder

 

La también guía certificada, comenta que el tren resulta un atractivo turístico que genera una importante derrama económica en el espacio público, “se instalaban más de 30 vendedores. El de los elotes, los churros, la fruta, los carritos, las bicicletas, los caballitos”.

 

La manifestación y la exigencia de trabajar

El ocho de diciembre de 2021, los dueños de El Piojito se manifestaron para pedir al ayuntamiento de Xalapa la autorización para operar, pues el parque de Los Berros se reabrió recientemente -luego de que Veracruz pasó a semáforo epidemiológico a verde- pero sólo se dejó entrar a los comerciantes, pero no así al tren.

Desde que entró la administración de Hipólito Rodríguez Herrero se amagó con que se les retirarían los permisos para operar, y la pandemia fue el detonante para que ahora no los dejen trabajar en el parque.

 

imagen placeholder

 

María de los Ángeles comenta que en mayo pidieron al municipio la autorización para retomar los recorridos, sin embargo, desde esa fecha se han reunido con funcionarios de las direcciones de Protección Civil, Salud y Comercio y no les han resuelto nada.

Lo último que les notificaron es que podrían ser reubicados en el Parque Natura, ubicado en la Colonia Campo Nuevo, sin embargo, reconoce que en la administración de Miguel Alemán (1998-2004) operaron ahí, pero los robos al interior del área verde y los visitantes, los obligó a regresarlos a Los Berros.

 

“Robaron el cable, todo lo que tenían en las fuentes, y pasó a un patronato y se quiso reactivar, pero decayó. Tenemos ese antecedente de que no es un lugar seguro para las familias xalapeñas”.

 

La entrevistada considera que se está utilizando la pandemia para reubicarlos, afectando a todas las personas que cada domingo se instalaban en Los Berros.

 

La historia del tranvía Xalapa-Teocelo

A finales del siglo XIX, entró en operación un tren que recorría de Xalapa a Teocelo. Apoyaba en la movilización de pobladores de la Orduña, comunidad de Coatepec, así como de Xico.

Los viajes eran una vez al día, sin horario fijo, lo que obligaba a los pasajeros a distraer varias horas para su traslado, que impuntual, ofrecía un viaje pintoresco por la zona del bosque.

El mote de piojito, se lo impuso la ciudadanía, pues el vehículo era usado por gente de pocos recursos, infectados por piojos, por lo que a su pasó todos se referían al tranvía como el de los piojos.