Hace 20 años, el 15 de diciembre de 2001, el Club Tiburones Rojos de Veracruz consiguió su penúltimo campeonato en el futbol mexicano, en la Primera A, actualmente conocida como Liga de Ascenso.


Los escualos, dirigidos en aquel entonces por Pablo Centrone, se impusieron al Real San Luis en la final del Torneo de Invierno 2001 con un marcador global de 4-2.

El juego de ida se jugó en el Estadio Plan de San Luis, en San Luis Potosí, en donde los potosinos y los Tiburones Rojos empataron a dos goles.

 

La vuelta se celebró en el Estadio Luis “Pirata” Fuente, en el fraccionamiento Virginia de Boca del Río, donde el Veracruz logró sacar la victoria.


Ante un estadio repleto de aficionados escualos, Veracruz se fue arriba en el marcador con un autogol tempranero de Carlos Sánchez, quien no pudo rechazar el balón tras un tiro de esquina.


El segundo gol llegó en los primeros minutos del segundo tiempo, cuando el argentino Raúl Gordillo mandó el balón adentro de la portería tras quitarse a tres jugadores rivales.


Al semestre posterior, los Tiburones Rojos de Veracruz se enfrentaron al León, quien resultó campeón del Torneo de Verano 2002 de la Liga de Ascenso.


Los dos equipos se jugaron el ascenso a la Primera División del futbol mexicano, hoy Liga MX, pero fue el Veracruz el que consiguió subir al máximo circuito.


En aquel Veracruz campeón de 2001 figuraron jugadores como como Carlos Casartelli, Diego Melillo, Raúl Gordillo, Germán Gords, Gilberto Mora y Manuel López Mondragón.


Además, estaban en la plantilla Miguel Pérez, Martín Calderón, Fernando Juárez, José Luis Vincent, Luis Ramón Medel, Carlos Cantú, José Luis González China, Ángel Maldonado y Virgilio Quintero.


El 14 de abril de 2016, el club consiguió su último campeonato tras golear 4-1 al Necaxa en la final de Copa MX; el equipo tenía 68 años sin ganar el trofeo.


Actualmente, el Club Tiburones Rojos de Veracruz se encuentra desaparecido del futbol mexicano tras su desafiliación en diciembre de 2019 por el adeudo de su directiva a jugadores.