La denuncia de violencia política contra el titular de la Secretaría de Salud de Veracruz, llevó al gobernador Cuitláhuac García Jiménez a confrontarse mediáticamente con la diputada priista Anilú Ingram Vallines.

 

El mandatario afirmó que la legisladora necesita “reflectores” por eso es que se presentó ante la Fiscalía Anticorrupción, pues la respuesta del funcionario estatal en su comparecencia -defendió- fue a un diputado, no contra la legisladora, quien se sintió aludida.

Este jueves 16 de diciembre, la diputada local Anilú Ingram acudió a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por el delito de violencia política de género, en el que incurrió el secretario de Salud de Veracruz, Roberto Ramos Alor, que se refirió a ella como política “totalmente palacio.”

 

Al opinar sobre la denuncia, el gobernador defendió al secretario de despacho, quien –dijo- en todo momento se refirió con respeto a todos los presentes en su comparecencia.

 

“Vamos a ser respetuosos, lo hemos sido, el secretario lo ha sido. Desconocemos porqué ella asumió eso, la expresión que él hace es en respuesta a un diputado, estaba en diálogo. No sé por qué se desvió la atención hacia allá”.

 

García Jiménez insistió que será respetuoso de lo que las instancias resuelvan, “por lo que vemos alguien necesita muchos reflectores y nosotros no estamos para eso, y respetaremos las expresiones”.

 

En respuesta, Anilú Ingram Vallines coincidió con el mandatario que será la fiscalía y autoridades electorales las que podrán resolver su denuncia por ser la violencia política un delito grave.

 

“No culpo al gobernador por sus declaraciones, este gobierno está muy acostumbrados a desestimar lo que nos pasa a las mujeres, sobre todo cuando se trata de violencia en nuestra contra”.

La priista confirmó que existe un video oficial que comprueba la actitud del funcionario público, “si no han hecho nada en tres años por frenar los feminicidios, pues mucho menos tienen la mínima intención de sancionar a sus funcionarios infractores, lo que se ve no se juzga”.

La coordinadora del tricolor, recordó que en la actual administración hay denuncias de acoso sexual en dependencias como la Secretaría de Gobierno, y opinó nadie hace nada para atender a las víctimas, “pues las remueven o las congelan en otras áreas.”

“El gobernador insiste que soy una diputada de escritorio, pero les puedo asegurar que en mis más de 17 años como servidora pública, conozco la necesidad de las regiones”.

Ingram comentó que Ramos Alor se quedó sin argumentos ante las preguntas que hizo el PRI, es por eso que usó la denostación para referirse a ella, a quien calificó como “diputada totalmente palacio, antes muerta que sencilla.”

 El funcionario ya ha estado en el ojo del huracán, pues en junio del 2019 respondió a mujeres reporteras “que ningún chiles les embona” al ser cuestionado por la compra de medicamentos a la empresa Abisalud, vinculada a funcionarios de Morena.