En diciembre las familias engalanan sus hogares con el tradicional pino de navidad y los nacimientos y aunque a lo largo de los años se ha considerado una práctica inofensiva, biólogos y ambientalistas han iniciado campañas para informar a la población el porqué no se deben usar estas plantas en los nacimientos.

 

 

Una vez que pasa la temporada navideña y de Reyes Magos, los pinos y nacimientos son retirados y la gran mayoría terminan en la basura.

Extraer musgo y heno trae consecuencias negativas para los ecosistemas, es por eso que la asociación civil Regalemos un Paraizoo realiza la campaña ‘Retorno de heno y musgo’ para evitar que terminen en la basura y de esta forma tener la oportunidad de regresarlos a la naturaleza.

 

“Es el segundo año que realizamos esta campaña de retorno de heno y musgo, el sentido de esta campaña busca crear conciencia de porque la próxima navidad debemos evitar el consumo de heno y musgo, porque el rol ecológico de estas plantas es muy importante y su regeneración tarta mucho, es muy lenta y delicada”, expresó Rafael Bravo, presidente de la asociación civil.

 

Esta campaña se realizará durante todo el mes de enero, la colecta es en la calle Vicente Guerrero #221, pasando Melchor Ocampo, colonia Centro, en un horario de 10:00 horas a 20:00 horas.

 

Puede ser una imagen de árbol, al aire libre y texto que dice "NAVIDAD SOSTENIBLE POR UNA NAVIDAD 2022 SIN HENO NI MUSGO CAMPAÑA DE RETORNO de heno y musgo No tires el henoy el musgo de tu nacimiento retornemoslo a donde siempre debió permanecer Recibimos en: calle Vicente Guerrero #221 pasando Melchor Ocampo (Zona centro,Xalapa) másinformes vía mensaje directo 2284107669 07669"

 

Además de la recolección de las plantas, la asociación busca informas a las personas sobre los daños que esta tradición provoca en los ecosistemas y al mismo tiempo da alternativas, como aserrín, viruta, arena e incluso tierra.

 

“Lo que queremos es que la gente conozca, porque muchas veces creen que el heno o el musgo son plantas parasito y que se dan muy fácil, cuando la realidad es otra. Recordemos que ayudan a prevenir la erosión de los suelos, a la captación del agua y filtración de la misma para los ciclos hidrológicos y bueno aparte también son el hogar de distintos animales”.

 

 

Rafael explicó que lamentablemente no todas las plantas que reciben están vivas, sin embargo, aún así se regresan a los bosques, pues es una forma de reintegrarlas a los ecosistemas como materia orgánica o como materias para la construcción de nidos y madrigueras de aves y mamíferos.

 

“Nos acercamos a las personas con la finalidad de darles información y crear conciencia ambiental. La Navidad es muy importante para todos los seres humanos, pero no debe afectar a ninguna de las otras especies y mucho menos a los ecosistemas, es momento de conocer otras alternativas para conservar nuestro entorno”, concluyo Rafael.

 

Regalemos un Paraizoo

La asociación civil que desde hace casi nueve años se dedican a la conservación de la biodiversidad, su trabajo principal es el rescate y rehabilitación de fauna silvestre, con el objetivo de liberarlos en sus hábitats naturales.

Trabajan en coordinación con unidades de manejo ambiental, así como autoridades como la PROFEPA, SEMARNAT y SEDEMA, en temas de conservación ambiental.