Ante el aumento de casos positivos de covid-19 en el país, específicamente de la variante Ómicron, las farmacias y quioscos para pruebas gratuitas o a bajo costo se han saturado en solo una semana, algunos incluso han tenido que cerrar por la falta de pruebas. 

En algunas ciudades, como Naucalpan, en el Estado de México, se suspendió el servicio que se ofrecía de manera gratuita desde el inicio de esta semana, en la explanada del palacio municipal, porque no llegaron las pruebas covid que envía el gobierno estatal.

"Como cada día, esperábamos las pruebas en el módulo, pero no llegaron y tuvimos que informar a las personas que ya estaban formadas que se suspendía el servicio", informó una enfermera del Instituto Municipal de Atención a la Salud (IMAS).

En un recorrido realizado por reporteros de La Silla Rota, farmacias en la Ciudad de México y su zona conurbada, también se mostraron con largas filas de personas que buscaban realizarse una prueba para detectar covid-19.

 

imagen placeholder

 

En conferencia de prensa, las autoridades de la Ciudad de México rechazaron que haya escases de pruebas, incluso aseguraron que desde la mitad de la semana se duplicó la aplicación de éstas en los módulos que se instalaron en centros comerciales.

"Los positivos en macroquioscos y centros comerciales son un incremento bastante grande en esta semana, similar a los mayores picos de la segunda y tercera ola, pero esto refleja que hemos duplicado las pruebas, iniciamos con cerca de 10 mil pruebas y antier ya fueron 20 mil al día", dijo Eduardo Clark García, director general de gobierno digital. 

A pesar del anuncio, el presidente del PAN en la Ciudad de México, Andrés Atayde, aseguró que las largas filas en quiscos y farmacias demuestran que el gobierno "está nuevamente rebasado y requiere reforzar de inmediato la estrategia anticovid".

"Es preocupante el alza de casos positivos de covid-19 en la ciudad y basta con ver las largas filas en los módulos de pruebas para entender que, una vez más, la estrategia del Gobierno de la doctora Sheinbaum es débil e insuficiente".

 

AISLARSE AL PRIMER SÍNTOMA, TOMAR AGUA Y REPOSO

Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la Ciudad de México, que en caso de presentar síntomas, como de gripe común, las personas se aíslen, que den por hecho que es covid –la variante Ómicron– y señaló que no es necesario que se hagan la prueba de diagnóstico. 

"No es necesario que vayan a hacer una fila de tres horas con un montón de sintomatología, no es necesario. Pueden quedarse en su casa, hablar a Locatel, ahí les damos seguimiento, los orientamos y vamos monitoreando los datos de alarma, y pueden considerar que tienen covid". 

 

imagen placeholder

 

"También entendemos qué hay mucha necesidad de saber si se tiene covid, pero con este cuadro podemos estar casi seguros que se tiene covid, porque el resto de virus no se están expresando tanto en este periodo invernal", señaló López Arellano.

Además, recordó que, en caso de tener oxigenación menor a 90 o fiebre mayor a 38 grados, se debe acudir a un hospital. 

Aunque la idea de que no es necesario hacerse una prueba de covid puede causar extrañeza, Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM-Xochimilco, explicó que la secretaria de Salud capitalina tiene la razón. 

"Yo creo que, ante todo, Oliva está siendo realista, evidentemente no hay manera , con tango contagio, de hacerle pruebas a todo mundo, porque no hay, es decir, en las farmacias, en los centros de salud, la gente tiene que hacer filas de horas y luego no pueden hacerse la prueba. 

"Por otro lado, las pruebas de antígeno son muy poco sensibles sobre todo para la gente asintomática, es decir, se les van muchos, hay muchos falsos negativos, lo ideal sería que la gente se hiciera una PCR", detalló Bojalil Parra. 

El especialista de la UAM-Xochimilco indicó que cualquier persona con síntomas respiratorios, fiebre, malestar o dolor de cuerpo debe aislarse asumiendo que tiene covid con la variante Ómicron y enfatizó que se debe avisar a los contactos, ya que es la única manera de detener la dispersión del virus. 

 

imagen placeholder

 

Bojalil Parra recomendó aislarse cinco días y explicó que, una vez transcurrido ese tiempo, siempre y cuando ya no haya síntomas, la persona ya puede salir, pero con uso estricto de cubrebocas de alta calidad como KN95 o con filtros de carbón, no de tela ni quirúrgicos, porque no son barrera suficiente para la nueva variante.

 

LARGAS FILAS, PRUEBA DE LA ESCASEZ DE PRUEBAS

Tras las fiestas decembrinas, el 2022 inició con el registro de grandes filas para la aplicación de pruebas covid, en al menos 15 estados de la República, lo que posteriormente ha derivado en la escasez de los insumos.

Sonora, Nuevo León, Guanajuato, Baja California, Estado de México, Chihuahua, Zacatecas, Tabasco, Coahuila, Yucatán, Aguascalientes, Quintana Roo, Querétaro, la Ciudad de México y Jalisco son las entidades referidas.

En los últimos días, en Oaxaca, el secretario de salud, Juan Carlos Márquez Heine, reportó que de forma diaria se realizan 500 pruebas de laboratorio para detectar posibles casos de covid-19, con un promedio de 150 a 180 casos positivos, según registró Milenio.

El número de pruebas, sin embargo, resulta bajo ante el número de personas que buscan hacerlo. En algunos establecimientos privados, las pruebas PCR alcanzan hasta los mil 800 pesos de costo, en otros, la prueba de antígenos llega a costar 700 y 500 pesos como el caso de algunas farmacias locales. 

 

imagen placeholder

 

Ante ese escenario, por ejemplo, la alcaldía Benito Juárez ofreció, desde el jueves, pruebas a precio accesible, en un horario de 8 am a 1 pm. Los costos de las mismas son de 310 pesos, si es prueba sanguínea; y prueba nasofaríngea tiene un costo de 320. Los resultados se dan entre 15 a 20 minutos.

Ante la escasez de reactivos, en los estados solo se entregaron entre 30 y 50 fichas para realizar las pruebas por tandas y evitar las aglomeraciones. Así sucedió incluso en los centros comerciales de la Ciudad de México.

En Nuevo León, el horario restringido por parte de la Secretaría de Salud para realizar pruebas de detección de covid-19, farmacias, tiendas de autoservicio, negocios naturistas y diversos laboratorios privados ofertan las pruebas desde los 300 y hasta los 550 pesos por pieza.