La Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) aceptó y acató la recomendación 146/2021 emitida el pasado 21 de diciembre por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por la detención de seis jóvenes acusados del delito de ultrajes a la autoridad en la ciudad de Xalapa.


De acuerdo con la CNDH; la detención de los seis jóvenes, quienes permanecieron cuatro meses privados de la libertad en el penal de Pacho Viejo, en Coatepec, se llevó a cabo de manera ilegal e injustificada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado de Veracruz.


La CNDH dirigió la recomendación 146/2021 al gobierno de Veracruz por violaciones a los derechos humanos a la seguridad jurídica y a la libertad personas, derivadas de la detención de arbitraria y la imputación indebida de hechos y de personal adscrito a la FGE de Veracruz.


En el caso de la FGE, Derechos Humanos solicitó a su titular Verónica Hernández Giadáns que se proceda en contra de los fiscales que sometieron a proceso a los seis jóvenes pese a que no hubo pruebas de que agredieron a policías estatales al momento de su detención.


Aunque la fiscalía de Veracruz tenía como límite el 21 de enero para decidir si aceptaba y acataba la recomendación 146/2021, el órgano informó la mañana de este miércoles 12 de enero que dio cumplimiento a los puntos recomendatorios del documento emitido por la CNDH.


El caso
Elementos de la SSP del estado de Veracruz acusaron que seis jóvenes detenidos el 3 de septiembre de 2021 en una plaza pública de Xalapa los agredieron con un cuchillo, por lo que fueron detenidos y posteriormente privados de la libertad en el penal de Pacho Viejo, en Coatepec.


La situación se volvió mediática cuando el senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, señaló públicamente la detención fue injusta y hasta visitó a los jóvenes en el penal.

La CNDH recibió una queja integrada por los seis jóvenes, quien fueron imputados por el delito de ultrajes a la autoridad, cuya reforma entró en vigor el 11 de marzo de 2021, mientras se encontraban privados de la libertad en Pacho Viejo.


Derechos Humanos comprobó mediante evidencias que se violaron los derechos de los seis jóvenes, pues los elementos de la SSP no se apegaron a un marco legal para la detención, que se ejecutó sin orden de aprehensión y en un caso en el que no se acreditó flagrancia o caso urgente.


Los policías declararon que la detención de los seis jóvenes se llevó a cabo cuando realizaron un patrullaje por plaza El Tejar, ubicada en la avenida 20 de noviembre, y notaron que llevaban a un hombre amagado con la cabeza abajo, quien les pidió auxilio.


E-Consulta Veracruz documentó que los elementos de la SSP del estado de Veracruz que acusaron a los jóvenes de ultrajes a la autoridad “perdieron” a la presunta víctima que aparentemente fue amagado por los detenidos.


También se exhibió que el juez de control que llevó el caso determinó que se dejara sin valor pericial a los cuchillos que presuntamente portaban los jóvenes, en los que no se hallaron huellas dactilares. El juez consideró que un cuchillo se puede manipular solo con la palma de la mano, sin necesidad de usar los dedos.


Manuel Alejandro “N”, Brian Alberto “N”, Juvencio “N”, Luis Francisco “N”, Leonardo “N” y Lorenzo “N”, los seis jóvenes, salieron del penal de Pacho Viejo el 18 e diciembre de 2021 luego de que un juez ordenó su libertad.


De acuerdo con los abogados de los jóvenes, el juez repuso la audiencia inicial y determinó una fianza de 100 mil pesos, así como la firma periódica de los acusados.


La recomendación 146/2021 emitida por la CNDH exhorta al gobierno de Cuitláhuac García a que se inicie un proceso legislativo para que se derogue el delito de ultrajes a la autoridad, pero hasta ahora no existe una respuesta decisiva por parte de la administración estatal.