Empresarios veracruzanos han iniciado una nueva cruzada con el fin de evitar nuevos cierres de comercios con miras a la cuarta ola de contagios de covid-19: instalar cámaras de seguridad que detecten si la persona porta el cubrebocas y tiene una temperatura adecuada. Si no es así, un torniquete puede evitar el ingreso al comercio.

Y es que desde el pasado 20 de diciembre los contagios volvieron a tomar una tendencia al alza; con 124 mil 628 hasta ese momento, solo han ido en aumento hasta llegar a 126 mil 999 este 11 de enero, es decir, más de 2 mil en tan solo dos semanas.

Ante ello, empresas dedicadas a la prestación de servicios tecnológicos en materia de seguridad, como Sistemas Cordero SISCOR, señalan que han registrado también un aumento en la demanda de los equipos de videovigilancia, sobre todo de cámaras térmicas que permiten cumplir con las medidas sanitarias instruidas por la autoridad de salud.

 

imagen placeholder

 

Lo anterior pues además de ser una medida de prevención para no tener que cerrar negocios nuevamente, también otorga certeza a los empresarios acerca de la manera en la que están trabajando sus colaboradores y personal encargado.

Sobre este tema, líderes empresariales alertaron que someter al comercio a restricciones ya aplicadas como los cierres, causaría un daño económico irreversible a este sector, precio que ya no están dispuestos a pagar.

Por ello reconocen que, aquellos empresarios que cuentan con los recursos suficientes están haciendo uso de la tecnología para hacer frente a los brotes del virus, aunque de no ser posible instalar cámaras piden que sus clientes respeten el uso de cubrebocas y mantengan la sana distancia.

 

UNA ALTERNATIVA EN AUGE

En entrevista el ingeniero en sistemas computacionales Daniel Alberto Lara Cordero, egresado del Tecnológico de Orizaba y con casi 14 años de experiencia en la instalación de cámaras, alarmas, cercos eléctricos y una amplia gama de equipos de seguridad, señala que va en aumento la demanda de estos aparatos donde es utilizada la inteligencia artificial.

Las herramientas tecnológicas, indica, han mejorado considerablemente en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías, pues antes los sistemas de vigilancia se activaban cuando detectaban todo tipo de objetos y movimientos a su alrededor, aunque estos fueran de animales.

 

imagen placeholder

 

Sin embargo, en la actualidad es posible que solamente sean detectados vehículos y personas, siendo estos los dos elementos principales en una ecuación de riesgo para una empresa.

De ahí, indicó que ha sido gracias a la pandemia que se han ido afinando estos avances, al grado de que a la fecha hay cámaras especiales que detectan la portación de cubrebocas adecuadamente, así como la temperatura y permiten el acceso a un negocio de cualquier persona.

En ese sentido, señaló que en la entidad ha ido en aumento la demanda de instalación de este tipo de cámaras a los negocios que ya no están dispuestos o no pueden darse la posibilidad de volver a cerrar como consecuencia de los contagios.

Dijo que a la fecha algunos de los negocios que más han solicitado estas cámaras son principalmente los gimnasios, pues hay mucha concurrencia principalmente a principios del año.

“Hay mucho contacto. Entonces lo que ellos quieren es evitar el contacto y para ello hay varias opciones. Por ejemplo, hay cámaras de videovigilancia que detecten el cubrebocas y la temperatura y te evitan el acceso con un torniquete o con una puerta eléctrica, para evitarnos los contagioso brotes”, cuenta.

Explicó que otras posibilidades son los accesos a través de tarjetas R-Fit, como las utilizadas para las cocheras eléctricas; mediante códigos a través del teléfono celular, o mediante huellas digitales, que igualmente han tenido gran demanda.

 

BUSCAN EVITAR ROBOS

Lara Cordero señaló que, en algunos municipios con alto sentido del turismo, como el pueblo mágico de Coatepec, también hay una demanda alta de los sistemas de seguridad.

 

imagen placeholder

 

Aunque para este caso, dijo, la intención principal es tener un control de venta y evitar casos de robo o robo hormiga principalmente en las cafeterías y restaurantes asentadas a lo largo de todo el municipio.

“Tenemos una cultura muy fea de que el que no transa no avanza. Hay negocios que cuando ingresamos al punto de venta las cámaras, detectamos pérdidas de 500 pesos a 2 mil pesos a la semana.

 

“Ya con los sistemas se ha reducido a 80, 50 o 100 pesos. Sigue habiendo, pero por el factor humanos, porque ya los sistemas nos permiten automatizarlo todo y ahí nos refleja, pero en el factor humano sí va a haber detalles”, explica.

 

imagen placeholder

 

CERRAR NEGOCIOS NO ES SOLUCIÓN: EMPRESARIOS

Cuestionados al respecto y por separado, cuatro líderes empresariales xalapeños coincidieron en que cerrar nuevamente o despedir a empleados, ya no es una alternativa en medio de la cuarta ola de contagios de coronavirus.

En ese sentido, Octavio Jiménez Silva, presidente del Consejo Empresarial Metropolitano de Xalapa, sostuvo que el sector ha apostado fuertemente en la implementación de estrategias para reforzar las condiciones de protección a los clientes y colaboradores.

 

“Esta ola viene muy fuerte. Vemos que los contagios se han disparado de una forma impresionante pero también vemos que las vacunas están funcionando, que las personas que se han contagiado, la mayoría no han tenido que ser hospitalizadas y eso da un aliciente que no va a haber pérdidas humanas ni el encierro como el año pasado”, dijo.

 

imagen placeholder

 

Al señalar que los empresarios han sido respetuosos de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, es necesario que también la población en general se vacune para detener los contagios o estos no sean tan graves, lo que redundará también en la reactivación económica.

Dijo que efectivamente la mayoría de los establecimientos ha adoptado medidas para evitar la propagación de contagios, pero hizo énfasis en el uso correcto del cubrebocas, medida que los empresarios solicitaron desde el 2020 para evitar los panoramas que en dos años se vivieron en el país.

“La regla es que persona que no traiga cubrebocas no entra a un comercio, no entra a una empresa. Es primordial”.

El líder camaral criticó que las autoridades se han centrado en los negocios formales para de manera coercitiva imponer medidas de protección, pero no lo hacen para los comercios informales, donde las medidas de seguridad son nulas, situación que no hace más que agravar el problema.

Por su parte, Juan Manuel García González, Vicepresidente Nacional de Canacintra dijo que la economía está seriamente afectada y aunque el sector industrial cuenta con la posibilidad de reponerse, no ocurre lo mismo con las pequeñas y medianas empresas y el comercio en general, que ya ha sido impactado con cierres previos.

 

“Nada más basta con checar en Xalapa cuantas empresas han cerrado, de toda índole. Han cerrado empresas muy icónicas. En la industria más o menos hemos detenido el tema, pero ya sería un sinrazón el cerrar alguna entidad económica por el tema de covid”, dijo.

 

Agregó que todos los empresarios están implementando sus medidas de seguridad para mantener los negocios abiertos y no dejar sin fuente de empleo a sus colaboradores, de ahí que no es opción cerrar.

“Hoy por hoy la Canacintra se pronuncia porque no haya cierre de ninguna empresa. A lo mejor hay que bajar el aforo pero que no se cierre ninguna entidad económica porque muchos empresarios se endeudaron para poder salir adelante con el pago de sueldos e impuestos que no se han detenido en ningún momento.

 

“Creo que podemos encontrar otra medida. Nosotros estamos viviendo la problemática diaria. Creo que tenemos mucho que aportar con el gobierno del estado y el gobierno municipal y aquí están las manos de la Canacintra abiertas para ver qué hacer”, sostuvo.

 

Bernardo Martínez Ríos, presidente de la Cámara de Comercio de Xalapa coincidió con sus colegas al señalar que cerrar ocasionaría un daño económico irreversible a los empresarios, aun y cuando las medidas que se van implementando parecen quedarse cortas frente a la llegada de nuevas cepas de la enfermedad.

 

imagen placeholder

 

“Es un panorama adverso, difícil y complicado. Nos tenemos que ir con prudencia, tenemos que ver como viene no solamente el tema de la pandemia sino también el tema económico. Lo que sabemos de la cuarta ola es que es un virus muy contagioso, pero con menos riesgo.

Dijo que, en el caso de la adopción de sistemas de seguridad y herramientas tecnológicas capaces de detectar la temperatura o el uso correcto del cubrebocas, es claro que es un avance y ayuda al comercio en general.

En ese sentido, reconoció que las empresas han ido implementando estos avances tecnológicos, que además disminuyen el riesgo a las personas que permanentemente tenían como tarea medir la temperatura o aplicar gel antibacterial a los clientes a la entrada de los comercios.

 

“La verdad es que se puede constatar. Es una conciencia de todos, que deben de cuidarse, seguir las indicaciones, aislarse para no poner en riesgo a la gente más vulnerable pero también a la actividad económica”, dijo.

 

Cabe recordar que, de mayo de 2019 a julio de 2021, México registró el cierre de un millón 583 mil 930 empresas de diversos tamaños debido al impacto que tuvo la pandemia en la economía.

Lo anterior, de acuerdo con el Estudio sobre la Demografía de los Negocios 2021, EDN 2021, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que señala que, entre mayo de 2019 a septiembre de 2020, de los 4.9 millones de establecimientos registrados, cerraron un millón 10 mil 857 unidades económicas, frente a apenas la mitad de negocios que nacieron, es decir, 619 mil 443.

El INEGI señala que, a escala nacional, por cada 100 personas que estaban ocupadas en el 2019, 20 personas dejaron de trabajar al año siguiente. El panorama fue peor en 2021 cuando la proporción aumentó a 27 personas.

Finalmente, el Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, Santiago Caramés Chaparro, afirmó que, aunque se sigan manejando las mismas medidas contra la pandemia, el uso de la tecnología siempre será un factor que puede beneficiar a un negocio.

 

“Por supuesto que la tecnología es muy importante, no creo que sólo en la hotelería; siempre es importante mantenerse actualizado aunque a veces depende de tener el recurso necesario para invertir, en nuestro caso son herramientas muy útiles”, refirió.