De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), en lo que va del año, Veracruz suma 51 homicidios dolosos, posicionándose en séptimo lugar nacional de una lista con corte al 12 de enero de 2022.

La lista es encabezada por el estado de Guanajuato con 103 homicidios, Michoacán con 92, Estado de México con 85, Chihuahua con 67, Zacatecas con 61 y Jalisco con 59; quedando los estados de Baja California Sur, Campeche y Nayarit al final del conteo por no tener casos de este tipo.

 

 

Según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Veracruz cerró 2021 con mil 16 homicidios dolosos. Eso significó una disminución importante en comparación con los dos años previos: mil 424 casos en 2019 y mil 290 en el año 2020.

En Veracruz, diciembre fue el mes con menos asesinatos en 2021, con 78 casos. Dicha cifra se ve amenazada con los 51 crímenes cometidos entre el uno y 12 de enero de 2022, que ya equivale al 65 por ciento.

Esta tendencia al alza se registra a unos días de que el gobierno del estado difundió una campaña, que incluyó espectaculares en carreteras, destacando la frase: “Veracruz es el segundo estado más seguro de México: Fuente Inegi”.

Cadáveres y personas desmembradas han sido encontradas en diferentes puntos que van desde el norte hasta el sur de la entidad veracruzana, entre los cuales se encuentran los municipios de Chinameca, Camerino Z. Mendoza, Nanchital, Córdoba, Isla, Emiliano Zapata, Cuichapa, Córdoba, Tempoal, Sayula de Alemán, San Rafael, Nautla, Minatitlán, Xalapa e Ixtaczoquitlán.

Tan solo, iniciando el año, se registró el caso de Rosalba, víctima de feminicidio en el municipio de Chinameca, macheteada presuntamente en manos de su pareja sentimental después de una discusión.

 

 

Días después, el 3 de enero, fueron abandonadas cuatro bolsas de plástico con restos humanos en Ciudad Mendoza. Al día siguiente, se registraron dos hechos violentos, siendo el primero en Nanchital, donde un estudiante universitario de 21 años fue asesinado de cinco balazos, mientras que, en Córdoba, un hombre de entre 35 a 40 años perdió la vida de la misma forma.

Tras una persecución dos presuntos delincuentes fueron asesinados a las afueras de Ixtaczoquitlán el 5 de enero en la autopista Puebla-Veracruz. Al día siguiente, una adulta mayor falleció al ser víctima de un asalto junto con su esposo Raúl, exdirector del World Trade Center quien fue herido de gravedad.

El 7 de enero, se hizo el hallazgo de nueve cadáveres con signos de tortura al sur de Veracruz en la autopista 145D Cosoleacaque- La Tinaja, mismos que fueron abandonados con mensajes amenazantes en contra de Eric Cisneros Burgos, secretario de gobierno. Y 24 horas después, en Rinconada, Emiliano Zapata, jornaleros reportaron el hallazgo de cuatro cadáveres maniatados en una zona conocida por ser basurero clandestino.

A esta situación se suma una trabajadora de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) quien falleció en las calles de Xalapa después de ser atacada por su pareja con un arma blanca el pasado martes 11 de enero, mismo día en el que en una bolsa negra se encontró un cadáver en el municipio de Puente Nacional en el camino Paso Mariano-Chichicaxtle.

Otro caso que conmocionó fue el de Jordy Dávalos Nieto, siendo el último en sumarse a la ola de violencia que se desató en Veracruz. Junior Nieto, como también era conocido, fue abandonado y distribuido en bolsas de plástico en el municipio de Ixtaczoquitlán en la carretera federal Fortín-Orizaba perteneciente a la zona de las Altas Montañas de Veracruz.

 

 

Ante estos hechos, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, aseguró tener constante comunicación con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien le informa de la situación todos los días, esto al ser cuestionado en la conocida mañanera de este jueves.

 

“Estamos revisando lo que ha sucedido lo que ha sucedido en Veracruz en los últimos días, las últimas dos semanas en Veracruz”, mencionó.