El activista Bryan Carlos LeBaron Jones pidió al gobierno de Estados Unidos, que encabeza Joe Biden, a que en un trabajo coordinado de seguridad binacional se investigue a las autoridades de Veracruz y Morelos por posibles nexos con el crimen organizado.

A través de una carta que envió a la Casa Blanca, el activista pidió que se apoye al presidente Andrés Manuel López Obrador para erradicar los narco-gobiernos.

 

 

LeBaron alerta en una carta la aparición de nueve cuerpos en la carretera estatal Isla-Santiago Tuxtla, y un video en el que supuestos criminales acusan al Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos de apoyar a un cártel para entrar a Veracruz.

En la grabación, que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez calificó como un montaje, se señala al funcionario estatal de dar protección a un grupo de la delincuencia organizada, ante la negativa del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Hugo Gutierrez Maldonado, de pactar con ellos

Ante ese escenario, el activista alertó de los probables vínculos entre “mortíferas” organizaciones criminales trasnacionales y altos funcionarios en Morelos y Veracruz.

Al referirse a la entidad, recordó que este siete de enero aparecieron nueve cuerpos sin vida desnudos y empapados de sangre a un costado de una carretera en el estado de Veracruz.

A un lado, recordó, había un mensaje dirigido al secretario de gobierno, Eric Cisneros Burgos, político cercano al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Destacó que tras la denuncia pública no hay señales de que se esté llevando a cabo una investigación seria por parte de las autoridades estatales o federales.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez aseguró que el video es un montaje, y que algunos de los cuerpos que arrojaron en las inmediaciones de Isla, eran personas que aparecían en el video.

 

“Los funcionarios mexicanos, así como las organizaciones criminales nos quieren hacer creer a todos que estos son solo casos aislados de grupos criminales matándose unos a otros, de la misma manera que muchas personas trataron de decir que mi familia debió haber hecho algo para merecer tener a mi prima y a ella. Niños brutalmente asesinados a sangre fría.

“Es la salida fácil para ellos y para la sociedad. Nadie quiere vivir en un mundo donde personas inocentes son asesinadas, violadas, secuestradas y torturadas todos los días, por lo que quieren fingir que no les puede pasar a ellos ni a sus seres queridos”, escribió LeBaron.

 

El estado de las cosas es inaceptable, y la situación de corrupción y seguridad no mejora, incluso, el informe y análisis de la organización “Human Rights Watch” sobre la cantidad de violaciones que incluyen tortura, secuestro, violencia y asesinato que ocurrieron en México en 2021 es extremadamente alarmante, aunque la administración actual en México trata de pintar un panorama diferente cada mañana, las estadísticas reales y las familias en duelo cuentan una historia muy diferente. afirmó en su escrito.

Lebaron destaca que con el argumento de la soberanía del país se ha convertido en el pretexto perfecto para garantizar la complicidad que existe entre las autoridades y los criminales en México. Cerrando así las puertas al mundo ante un “monopolio de impunidad criminal”.

Como países socios y vecinos, planteó, México y Estados Unidos comparten los problemas y sus consecuencias, por eso exigir el cumplimiento de los compromisos y tratados internacionales no puede verse como una amenaza a la soberanía nacional.

Es viable compartir las metas, honrar los acuerdos, trabajar en equipo y rendir cuentas, plantea el activista al mandatario de los Estados Unidos.

 

“A pesar de las mejores intenciones del presidente López Obrador y las innumerables promesas de mejoras futuras, la incapacidad y corrupción no permiten progresos en la lucha contra el crimen (…) este es un problema que México no puede manejar por sí solo”, menciona en su escrito.

 

La crisis internacional requiere de una respuesta internacional, “hay un problema compartido, por lo tanto, la solución requiere de una coordinación que trascienda fronteras, todo ello respetando los derechos de los ciudadanos de ambos países”.

Pidió al presidente Biden una colaboración más estrecha con las autoridades mexicanas, para que sus esfuerzos conjuntos puedan tener éxito y combatan los flagelos que durante tanto tiempo han tenido a nuestras sociedades sometidas ante las organizaciones criminales.

Realmente no podemos hablar de una verdadera soberanía mexicana, cuando muchos de los que gobiernan son criminales ambiciosos que solo provocan violencia y derramamiento de sangre. Es hora de que hablemos seriamente de “Seguridad Binacional”, agregó.

 

“Le pido solicite a las agencias estadounidenses correspondientes que investiguen a fondo lo que está ocurriendo actualmente en Morelos y Veracruz, así como cualquier otro caso en el que los funcionarios del gobierno puedan ser cómplices del crimen organizado”, propuso al presidente de EU.