La actualización del pronóstico para este fin de semana, prevé rachas de hasta 105 km/h o mayores en la costa de Veracruz, luego del ingreso del nuevo frente frío que llegará al estado durante el sábado 15 de enero.


El pronóstico indica que el evento del norte será de carácter “explosivo”, por lo que se espera que la velocidad del viento aumente de forma rápida en pocas horas, por lo que es importante que la población se mantenga alerta para evitar exponerse a posibles peligros.


Durante el pasado frente frío no. 21, tan solo en el puerto de Veracruz se registraron afectaciones como árboles caídos, postes de luz afectados, destechamiento de láminas y tejas, así como fallas en el servicio de electricidad, teléfono e internet.


De acuerdo con el Centro de Estudios Meteorológicos, además de los vientos fuertes, se espera el aumento en el potencial de lluvias, con precipitaciones máximas de 70 mm de agua en el sur del estado, y 50 mm en los municipios del norte de Veracruz.


Para las regiones elevadas y zonas montañosas se esperan posibles nevadas y heladas al amanecer, además de caída de aguanieve en localidades ubicadas en las faldas del Cofre de Perote y el Pico de Orizaba.


En las costas del estado se esperan olas de 2 a 4 metros de altura, por lo que en las próximas horas las autoridades de Protección Civil podrían proceder al cierre de playas, además que la zona portuaria de la ciudad de Veracruz cerraría operaciones temporalmente a causa del oleaje.


La secretaría de Protección Civil emitió recomendaciones para evitar daños y afectaciones a la población, y piden que se aseguren objetos que podrían ser proyectados por el viento, además de estar pendientes de la crecida de río o deslaves en laderas.