El grupo LGBT+ cerró este miércoles 19 de enero la calle Úrsulo Galván; reclaman el cuerpo de una 'trabajadora sexual' quien falleció el viernes pasado y al no contar con familiares continúa a disposición de la Fiscalía General del Estado.

La vialidad de la calle ubicada en el centro de Xalapa fue cerrada para pedir a las autoridades que Karina no sea enviada a la fosa común, por respeto a su persona en vida y para darle una sepultura.

 


Posteriormente tomaron las oficinas de la Fiscalía y bloquearon el paso vehicular por la calle Úrsulo Galván.

Explicaron que la trabajadora sexual de 40 años murió en su hogar y no tiene familiares en la capital, por lo tanto, no hay quien reclame su cuerpo para que pueda ser sepultada.

 

imagen placeholder

 


"Murió desde el viernes, hoy es miércoles y no hay ninguna respuesta por parte de la Fiscalía, ya se les explicó que no hay ningún familiar, que no hay nadie más que vaya a reclamar su cuerpo, más que el colectivo, las compañeras que han estado siempre con ella. Lo que queremos es que se agilice el proceso y nos entreguen el cuerpo", comentó Eduardo Medina, vicepresidente del colectivo Orgullo Veracruzano. 


Expuso que Karina llegó a la edad de 12 años a Xalapa, y la identificación que tenía era un acta de nacimiento que le otorgaron en el municipio de Ixhuacán de Los Reyes, donde vivió previamente; sin embargo, era originaria de Chiapas, sin conocer exactamente el lugar.

"No tiene ningún familiar en Xalapa, ni cerca de Xalapa, su documentación está un poco alterada porque ni siquiera es del Estado de Veracruz", comentó el activista acompañado de otras mujeres transexuales y miembros de la comunidad sexodiversa de Xalapa.

El activista dijo que la Unidad de Género del Servicio de Medicina Forense (SEMEFO), donde se encuentra el cuerpo, está en la disposición de entregárselos, pero los funcionarios ministeriales les señalaron que deben seguir un protocolo e investigar si tiene familiares antes de autorizar la entrega del cadáver.