Una vacante como auxiliar administrativo con un sueldo de mil 700 pesos semanales por solo medio turno era demasiado bueno para ser real, pensó Carolina, quien se presentó a lo que aparentemente era una entrevista de trabajo pese a sus sospechas de que se trataba de algo irregular.

 

La joven, quien recientemente egresó de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en el puerto de Veracruz, recibió de su madre el anuncio de un trabajo como auxiliar administrativo en una empresa identificada como "CCD Consultoría Con Desarrollo".

 

Carolina escribió a Marifer H., una usuaria de Facebook que publicó el anuncio en redes sociales para solicitarle más información sobre la empresa, que presuntamente se dedica al almacenamiento y distribución de mercancía para empresas.

La experiencia que vivió durante la entrevista con la que se decidiría si ingresaba a la empresa, que carece de todo registro, página webredes sociales y que hasta cambió de número telefónico, la hizo sospechar que todo era un engaño para estafar con dinero a los aspirantes al puesto de auxiliar administrativo.

 

Cuando Carolina se comunicó por primera vez con Marifer H., quien le asignó un horario de entrevista, la usuaria le envió un mensaje con la descripción del empleo, que se ofrecía por la presunta apertura de una oficina.

 

De acuerdo con el mensaje de Marifer H., las actividades que los nuevos empleados desarrollarían dentro de la empresa están ligadas a funciones de oficina y apoyo, acomodo de papeles, contestación de teléfonos o atención a clientes.

Los perfiles que busca la empresa son hombres y mujeres de 17 a 40 años, con buena presentación, con o sin experiencia y escolaridad mínima de secundaria.

 

Quienes decidieran ir a la entrevista, debían acudir a las oficinas ubicadas en el Callejón Héroe de Nacozari número 195 Altos Interior uno, entre las calles Esteban Morales y Francisco Canal, en la colonia centro de Veracruz, y preguntar por Marifer Euge, quienes harían la entrevista.

Así lo hizo el sábado 8 de enero Carolina, quien previamente envió a Marifer H. sus datos. Antes de la entrevista buscó a la empresa "CCD Consultoría Con Desarrollo" en redes sociales y en Google, sin embargo, no encontró datos.

 

"Se me hizo extraño, pero algunas empresas que se dedican a consultoría o algo así, sobre todo cuando no es empresarial, sino que tienen como giros diversos, y son chiquitas, no tienen redes sociales o las manejan personas adultas que no tienen redes sociales", comentó la joven.

 

Acudió al lugar acompañada por su madre. Cuando llegó al edificio, de dos pisos, pintado de blanco y distintivos azules, vio afuera a un joven de traje que le entregó un papel con su nombre y edad. Le explicó que debía entregarlo arriba y que se necesitaban hasta dos horas para la entrevista.

En el segundo piso ya la esperaba un hombre de aproximadamente 40 años, con calvicie y de ojos muy claro, según Carolina. La hizo pasar a un salón donde ingresaron otras seis personas; en total eran dos mujeres y cinco hombres. Todos iban por la vacante. 

 

"Ya luego subió el mismo chico que estaba abajo con un saquito y ya empezó a platicarnos sobre la empresa y todo, pero era así como muy repetitivo en que buscaban personas que le echaran ganas y que quería participación y que nos iba a contar algunos aspectos de la empresa", dijo.

 

El joven, quien se identificó como Alarcón, explicó que la empresa se llama "Gestoría Con Desarrollo", primera cosa que extrañó a Carolina debido a que cuando se comunicó con Marifer H. la presunta trabajadora le afirmó que el nombre es "CCD Consultoría con Desarrollo". 

 

Alarcón también explicó que la empresa tenía dos giros: el primero de consultorías empresariales, capacitación, talleres y demás; y el segundo distribución de productos dermatológicos. Una cosa no tiene que ver con la otra, pensó Carolina. 

"Ahí ya fue cuando dije ´esto está raro y no creo que sea real´, pero me quedé", relató Carolina.

 

A la joven también se le hizo extraño que en el lugar no estuvieran Marifer Euge, las trabajadoras que harían la entrevista. Solo estaban Alarcón y el hombre de aproximadamente 40 años. Ninguno tenía gafete ni uniforme y en el lugar no existían logos de la empresa. 

 

Según Carolina, Alarcón les explicó a las personas que estaban en la sala que recibirían capacitación de la empresa, por lo que debían aportar 150 pesos.

 

 "Dijo que una hora después de firmado el contrato la empresa te apoyaba con 500 pesos para la capacitación y que en realidad no perdías, que si descontabas los 150 de los 500 te quedabas con 350 y que estabas todo bien.

 

Pero a mí se me hizo extraño ¿por qué si la empresa te va a dar un apoyo por capacitación mejor no lo pone de ahí y solo te da 350? Pero el chiste era que nosotros dejáramos algo", narró.

Aunque Carolina quiso cuestionar a Alarcón y su compañero, no pudo, se sintió intimidada. Estaba incómoda, pensaba que le querían ver la cara y volteaba a ver a los otros aspirantes deseando que también se hubieran dado cuenta de sus sospechas.

 

Momentos después, Alarcón le pidió a Carolina que saliera del salón. Afuera, le dio una hoja para que la llenara. En ella había un espacio para que pusiera la cantidad de dinero que dejaría de los 150 pesos que pidió antes a cada uno de los aspirantes.

 

Con el argumento de que no traía efectivo, la joven se fue sin dejar nada. Decepcionada, aseguró. Alarcón solo le dijo que el día de la capacitación se presentara con el papel y el dinero, pero Carolina bloqueó el número de WhatsApp

 

Empresa no cuenta con registros

E-Consulta Veracruz buscó registros de "CCD Consultoría Con Desarrollo", sin embargo, la empresa no está dada de alta ante el Sistema de Atención Tributaria (SAT) ni ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Además, las búsquedas en redes sociales como Facebook y en buscadores como Google no arrojan datos de la empresa, justo como lo aseguró Carolina, quien investigó a "CCD Consultoría con Desarrollo" antes de acudir a la entrevista.

 

Las únicas publicaciones vinculadas al nombre de la empresa fueron hechas por la usuaria Marifer H. en grupos de Facebook, como "Bolsa de Trabajo Veracruz (Bereshit Empleos)" y "Bolsa de Trabajo, Vacantes y Emplos en Veracruz".

En las publicaciones se adjuntan imágenes donde se oferta una vacante de auxiliar administrativo para universitarios y que contienen el número de teléfono 2299286267.

 

Se realizó un primer contacto al número telefónico el miércoles 19 de enero, 11 días después de la entrevista que sostuvo Carolina en las que serían las oficinas de "CCD Consultoría Con Desarrollo", sin embargo, la línea telefónica respondió que el número ya no existe. Tampoco cuenta con WhatsApp.

 

Este lunes 24 de enero, E-Contulta Veracruz tuvo comunicación vía Facebook con Marifer H., quien proporcionó un nuevo número de teléfono, el 2296000101, con atención telefónica vía WhatsApp.

 

De acuerdo con Carolina, su mayor sospecha es que la empresa sea parte de una presunta red de estafa, principalmente a universitarios

 

Según lo relatado por la joven, "CCD Consultoría Desarrollo" tendría un modus operandi similar a la técnica Ponzi o Pirámide de Capacitación Financiera, descrita por Juan Mayorga Zambrano en su artículo "Un modelo matemático para esquemas piramidales tipo Ponzi".

 

En el artículo se refiere a la técnica Ponzi como un esquema de negocios fraudulentos que sustenta su operación en el crecimiento rápido del número de clientes. En este caso, se trata de una presunta red.

 

E-Consulta Veracruz documentó en agosto de 2019 la existencia de una red de presuntos estafadores que habrían enganchado a universitarios que buscan empleo en los alrededores del campus Mocambo de la Universidad Veracruzana (UV), en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

 

El reportaje "Red de estafadores engañan a universitarios que buscan empleo en Veracruz" denuncia que en aquel entonces la "Empresa Distribuidora del Puerto" o "Grupo Consultor Distribuidor" habría obligado a jóvenes a pagar capacitaciones y productos que ellos debían revender a costos altos.

 

La empresa, que habría cambiado constantemente de nombre, enganchaba a jóvenes con volantes pegados en teléfonos públicos y postes de luz, a través de ofertas de empleo en oficinas para personas de entre 17 y 45 años, con sueldos que presuntamente oscilaban en mil 700 pesos y dos mil pesos semanales

 

Carolina no sabe si alguna de las otras seis personas que se encontraban con ella en la entrevista de trabajo dejaron dinero a Alarcón y su compañero, de "CCD Consultoría Con Desarrollo". La joven aún conserva su decepción y, sobre todo, la necesidad de alertar a más universitarios sobre la presunta estafa.