Los elementos de la Secretaría de Marina (Semar) que participaron en un acto de abuso policial denunciado en la ciudad de Córdoba el 20 de enero, serán sancionados por la institución, informó la dependencia federal a través de un comunicado.


Los efectivos de la Semar fueron exhibidos en un vídeo que se viralizó en redes sociales, en donde junto con elementos de la Policía Municipal de Córdoba, intervinieron a dos jóvenes a quienes someten para realizar una revisión física.

 


En la grabación se observa a los elementos policíacos que prestan servicio en la patrulla con número económico PMC-15, quienes agreden a los jóvenes durante la revisión; este hecho fue reconocido por la Secretaría de Marina como un “trato indebido por parte del personal naval a población civil”.


“Esta Institución reprueba completamente lo sucedido, e informa que se tomarán al respecto las acciones correspondientes con los elementos involucrados, de acuerdo a las leyes y reglamentos que rigen al personal naval”, detalla el posicionamiento de la Secretaría de Marinas obre el caso.

 
En el comunicado, la Secretaría de Marina afirmó que se instruye al personal naval sobre el correcto actuar al dirigirse a la población civil, a través de talleres, pláticas y conferencias que se imparten en las sedes de los mandos navales.


Además de la sanción que se aplicará al personal de la Secretaría de Marina, el 21 de enero, un día después de la agresión a los dos jóvenes, autoridades del ayuntamiento de Córdoba anunciaron que los policías municipales involucrados serían separados de su cargo.


El capitán de corbeta y director de protección ciudadana y movilidad del Ayuntamiento de Córdoba,  Enrique Morales Tolentino, señaló que no se permitirían abusos a los derechos humanos e invitó a la población a denunciar cualquier acto indebido de los agentes de seguridad pública en la ciudad.