Veracruz, Ver.- Autoridades de la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA) del estado colocaron sellos de clausura en las instalaciones del Acuario de Veracruz a dos años de la fiesta que se organizó en la pecera arrecifal del recinto acuático.


El personal de la dependencia del Gobierno del Estado arribó la mañana de este miércoles 11 de mayo a las instalaciones del Acuario de Veracruz, que se ubica en el bulevar Manuel Ávila Camacho, a unos pasos de la Playa Villa del Mar.

De acuerdo con el titular de la PMA, Sergio Rodríguez Cortés, el Acuario de Veracruz se clausuró totalmente de manera temporal en medio de una segunda inspección derivada de una denuncia mediática por una fiesta que se realizó el 27 de diciembre de 2019 en la zona arrecifal del lugar.

El procurador de Medio Ambiente explicó que la dependencia llevó a cabo una primera inspección en enero de 2022 en la que se encontraron varias anomalías dentro del Acuario de Veracruz, entre ellas, la incongruencia entre las especies del lugar y las fichas técnicas de las peceras.

“Pudieran ser diferentes animales y hay incertidumbre, yo no estoy denunciando nada, pero si la tarjeta técnica te dice que la especie tiene ciertas características y vienes al siguiente año y es otra pues se puede presumir que hay tráfico de especies”, dijo.

Según Sergio Rodríguez Cortés, la PMA también encontró dos descargas residuales inadecuadas en la parte trasera del Acuario de Veracruz pese a que los responsables del lugar, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, manifiestan que la operatividad del recinto es la correcta.

El procurador manifestó que los responsables del acuario se negaron a dar información a la PMA, por lo que tramitaron un amparo federal para no entregar los datos requeridos por la dependencia del gobierno que encabeza Cuitláhuac García.

 “Por eso estamos interviniendo, porque ellos no nos han proporcionado la información, yo creo que las especies merecen una pausa y nosotros como autoridades tener la certeza y la tranquilidad de que las cosas se estén haciendo bien”, comentó.

Pese a que aseguró que el Acuario de Veracruz podría ser sancionado, afirmó que la instrucción del gobernador Cuitláhuac García Jiménez es que no se afecte económicamente a la administración del lugar para que siga trabajando con una correcta operatividad y que haya bienestar para las especies marinas.