La Unión Europea (UE) condenó los asesinatos de los periodistas Luis Enrique Ramírez, Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García. Además reiteró la preocupación por la falta de resultados en las investigaciones abiertas sobre asesinatos a periodistas en México. 

"Los hechos ocurridos en menos de una semana reflejan una vez más el muy grave grado de violencia e intimidación al que se enfrentan muchos periodistas en México".

La UE instó a las autoridades locales y federales a desplegar todos los esfuerzos posibles para proteger efectivamente a los periodistas para que continúen con el ejercicio de su labor sin ponerse en riesgo. 

También indicó que está al tanto de las detenciones realizadas en relación a los asesinatos de periodistas que ocurrieron los primeros meses de 2022 y señaló que está a la expectativa de que se identifique y sancione a los autores materiales e intelectuales. 

Luis Enrique Ramírez fue asesinado el 5 de mayo en Culiacán, Sinaloa luego de que fuera secuestrado por hombres armados una noche anterior, en las inmediaciones de la colonia donde vivía. El periodista era director fundador del sitio de noticias "Fuentes Fidedignas" y columnista del portal "El Debate". 

Mientras que Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García fueron asesinadas el 9 de mayo en Cosoleacaque, al sur de Veracruz. Ambas fueron ultimadas al interior de su automóvil, en las inmediaciones de un Oxxo. 

Mollinedo era directora de "El Veraz" un periódico que al inicio era impreso y posteriormente solo se le dio difusión a través de Facebook; por su parte, García Olivera llevaba seis meses trabajando junto a Yesenia como fotoreportera. 

Tanto Luis Enrique, como Yesenia fueron amenazados previo a sus muertes; ambos trataban temas políticos y no de seguridad o nota roja.

La señal de inseguridad del columnista de El Debate fue expuesta en 2015, en una entrevista con Francisco Cuaema. 

"Sí tengo claro que tendrá que ser en otros términos, aunque en otros términos en materia de estilo. No en materia de crítica, yo no por esto voy a vivir con miedo ni echándole porras al gobierno aunque vea que algo está mal. Digamos que sería más respetuoso", declaró.

Las advertencias de Yesenia fueron más recientes. Una semana previo a ser asesinada dos hombres sospechosos la siguieron en una moto rumbo a su destino en Cosoleacaque. Lo mismo ocurrió días después, pero ahora iban a bordo de un taxi, desde donde los sujetos le gritaron que la iban a matar. 

Hasta el corte de esta edición van once periodistas asesinados en México: José Luis Gamboa, de Veracruz; Margarito Martínez y Lourdes Maldonado en Tijuana; Roberto Toledo y Armando Linares en Michoacán; Heber López y Jorge Camero en Oaxaca; Juan Carlos Muñiz en Fresnillo; Luis Enrique Ramírez en Culiacán; Yesenia Mollinedo y Sheila García en Veracruz.

 

 

 

ch