Viernes 21 de Enero, 2022     |     Veracruz.
Suscríbete


Opinión



Cuauhtémoc Blanco: cadena de mentiras

Martes, Enero 11, 2022 - 22:37
 
 
   

Juan Álvarez, el polémico sacerdote que sirvió de vínculo para la entrevista del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, con las cabezas en pugna del narcotráfico en el estado, es un personaje singular: se le describe como alguien que se codea con las mafias en el sur del estado. Pero ha estado en el balcón central de Palacio de Gobierno, al lado del mandatario. Y recibe consideraciones extraordinarias del obispo de Cuernavaca, Ramón y Castro.

 

El gobernador Blanco y su equipo dejaron correr inicialmente la versión del vocero de la diócesis, Tomás Toral, en el sentido de que el encuentro del mandatario con los lugartenientes de tres bandas enemigas se produjo de manera fortuita el 12 de diciembre de 2018 en el templo de La Asunción, en Yautepec, pero nuevos reportes difundidos por la corporación periodística OEM demostraron que eso hubiera sido posible, pues en esa fecha, dedicada a la Virgen de Guadalupe, en el lugar hubo celebraciones desde la madrugada y hasta muy avanzada la noche.

 

Y nadie vio a don Cuauhtémoc. La mañana de ese día el gobernante acudió a una controvertida misa y luego viajó a la ciudad de México para una reunión del grupo de gobernadores, la Conago.

 

El sacerdote Juan Álvarez debería ofrecer mayores explicaciones. Fuentes de la diócesis lo ubicaron extraoficialmente en Argentina. Pero él oficia misas en la parroquia de El Calvario, en el corazón de Cuernavaca, una de las más solicitadas para bodas y otras ceremonias.

 

El señor cura, que por años tuvo fama de “oveja negra” en la Iglesia, ostenta también un cargo diocesano como fiscal eclesiástico, por designación de monseñor Castro y Castro, el mismo que junio de 2015 ofició en la boda de Blanco con Natalia Rezende, originaria de Brasil, donde la pareja pasó sus vacaciones de fin de año. La amistad del padre Álvarez con Blanco la demuestra la fotografía que le presento hoy, ambos en el balcón de palacio, presenciando una marcha en favor de la paz convocada por el clero de Morelos.

 

En realidad, atrás de esta historia hay aún muchas más preguntas que respuestas. Pero una de éstas es ineludible cuando uno inquiere qué ocurrió con los capos contertulios del gobernador en la foto ya famosa: uno fue asesinado en el penal en el que se hallaba, otro está recluido, y el tercero, vinculado al asesinato de un activista adversario de Blanco, se halla, según reportes, haciendo buenos negocios en el estado.

 

Apuntes: Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, dos finalistas claros por la candidatura presidencial de Morena, encontraron en los días de fiestas espacio para dar sendos campanazos que los mantuvieron bajo los reflectores. En canciller se reunió el día 6 con el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, nuevo rockstar de la izquierda latinoamericana. También le evitó a México la vergüenza de tener un representante de alto nivel en la nueva toma de posesión del dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, el mismo día en el que arrancó aquí la Reunión de Cónsules y Embajadores, a la que acudieron integrantes lave del gabinete. El campanazo de la jefe de Gobierno capitalino tiene alto mérito: fue detenido el líder del PRI Cuauhtémoc Gutiérrez, acusado de proxenetismo, ya retratado en este espacio. Con ello se cancelan años de mal disimulada protección desde el poder en favor de este personaje que parece simbolizar quizá no la muerte, pero sí la putrefacción del Institucional, en particular en la capital del país.

 

 

rockroberto@gmail.com


Circo, Maroma y Grilla.

Veracruz, Mirar Distinto

Veracruz se ha regido en los últimos seis años, como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo

Encuesta